Notas Destacadas

Día Mundial del Medio Ambiente: animales para conocer y cuidar!

5 Junio, 2014

La Provincia del Neuquén se caracteriza por poseer una gran variedad en sus paisajes; que van desde la estepa arbustiva al bosque subantártico sobre la Cordillera de los Andes. Estos maravillosos paisajes esconden especies únicas consideradas endémicas (solo se desarrollan en ciertos lugares) difíciles de encontrar a simple vista, algunas muy deseadas por las cámaras de cualquier fotógrafo. Muchas de ellas se encuentran en peligro de extinción, debido a las acciones humanas a través de la introducción de otras especies exóticas y el deterioro de su medio ambiente. Te presentamos algunas de ellas para que las conozcas y así aprendamos a cuidarlas y valorarlas.

El Huet huet castaño: es un ave que en nuestro país solo vive en el Área Natural Protegida Provincial (A.N.P.P.) Lagunas de Epulafquen. Aunque es mucho más común visualizarla en algunas regiones de Chile. Es una especie con hábitos muy particulares que hacen difícil poder llegar a observarla; ya que está en constante movimiento y es muy escurridiza ante la presencia de humanos. Por ello hay pocos registros fotográficos de esta especie.

Huet huet castaño. Foto de Diego Reyes.

El Lobito de río o Huillín: es un mamífero similar a la nutria que habita en los ríos, lagunas y cursos de agua que presenten vegetación abundante; estas condiciones se dan en nuestra Provincia en el sur del Parque Nacional Nahuel Huapi (el huillín figura en el logotipo de este parque). Sus características físicas le dan habilidad para moverse con facilidad en el agua. Se alimenta habitualmente de noche con pancoras y moluscos; por lo que es sumamente difícil llegar a visualizarlo.

Huillín nadando. Foto de Richard Wolf.

El Huemul: es un ciervo que alcanza los 160 cm de altura. Se localiza en el bosque cordillerano dentro del ejido del Parque Nacional Lanín. Es muy territorial, por ello la presencia humana y de otros animales que considera su competencia, provocan que se aleje hacia zonas menos habitadas por éstos. Para protegerlo, en el año 1996 fue declarado Monumento Natural.

El gato huiña: si existe un animal difícil de llegar a ver; es precisamente este gato que no supera los 45 cm de largo: es el más pequeño de Sudamérica. Sus hábitos son nocturnos y es muy territorial. Existen muy pocas imágenes e información de este precioso felino. Actualmente se considera una especie en estado de vulnerabilidad.

Pudú pudú: Es un ciervo enano, los pudúes miden entre 30 y 40 cm de alto, el color varía de café rojizo a grisáceo amarillento. Es sumamente tímido, miedoso y solitario. En el Parque Nacional Lanín se lo detectó en algunos lugares del norte y sur del mismo. El área de mayor concentración de individuos parecería ser los lagos Epulafquen, Carilafquen y Curruhué. Se lo considera en peligro de extinción debido a la presencia del ciervo colorado principalmente y a actividades humanas.

Pudú pudú

Ranita Patagónica: es una de las 18 especies de anfibios autóctonos de la Provincia y vive solamente en el Parque Nacional Laguna Blanca y en sus alrededores. Mide hasta 5 centímetros, tiene narinas más cercanas a la punta del hocico que al ojo. Como particularidad tiene las patas con dedos completamente palmados, la piel lisa y el vientre anaranjado. Debido a la introducción de la perca en la década del ’60 en Laguna Blanca, está actualmente en peligro de extinción.

Ranita Patagónica: Foto de Sebastián Di Martino.

Pato de los torrentes: habita ríos de aguas frías y cristalinas de corrientes rápidas en las montañas de la cordillera andina del norte de la Patagonia. Es sumamente territorial y se alimenta de peces y crustáceos que obtiene buceando. Sus colores son llamativos y son muy tímidos. Hace pocos años se la ha comenzado a observar en el A.N.P.P. El Tromen en la zona norte. Actualmente están en peligro de extinción.

Monito del monte: parece un ratón pero es el marsupial (pariente del canguro) más pequeño de Sudamérica. Vive en los bosques cordilleranos del sur de nuestra Provincia: su longitud de longitud alcanza los 13 cm, más otros 13 cm en la cola. Sus ojos son enormes ya que tiene hábitos nocturnos para alimentarse de pulpa y larvas de insectos trepando entre los árboles. Es objeto de investigación debido a sus características tan particulares.

Monito del monte.

Guanaco: es pariente lejano de los camellos al igual que la llama y la vicuña. Actualmente es nuestro mayor herbívoro nativo. Los machos adultos forman pequeños grupos familiares y los individuos más jóvenes, extensos grupos de solteros. A los más pequeños se los conoce comúnmente como chulengos. Los guanacos habitan la estepa arbustiva principalmente. Su población histórica ha declinado debido a la competencia con el ganado y la actividad petrolera.

Guanacos en el Parque Provincial Auca Mahuida.

Choique: es un ave que no vuela, está preparada para correr y llega a pesar entre 15 y 30 kg. El macho es responsable de incubar hasta 30 huevos que ponen sus hembras y criar los charitos (pichones de choique). En nuestra provincia habita la estepa arbustiva: se han observado varios grupos en el A.N.P.P. Auca Mahuida. Actualmente se la considera en Neuquén, en peligro de extinción debido a acciones del hombre principalmente.

Foto del guardaparque Ariel Salvo en el A.N.P.P. Cuchillo Cura.

Solo un desarrollo sostenible y la concientización de todos, contribuirá al cuidado y preservación del medio ambiente y todos los seres que lo habitamos.

Agradecimiento: a los trabajadores de Áreas Naturales Protegidas de la Provincia de Neuquén; por las imágenes y contenidos suministrados.