Notas Destacadas

Aromas y sabores en cada rincón de Neuquén

4 septiembre, 2015

Platos que traen los aromas de las tradiciones de cada región. Especias y productos autóctonos que se entremezclan para deleitar los paladares de cada visitante. La gastronomía neuquina, variedad de sabores para disfrutar de una experiencia única.
Detrás de cada plato, y de cada ingrediente hay historias, costumbres y tradiciones. La variedad y la calidad de los alimentos producidos en estas tierras hacen de la gastronomía un buen motivo de encuentro y disfrute en familia o amigos. Carnes rojas y blancas, hierbas, semillas, frutos silvestres, hongos, cervezas y vinos componen la identidad de la Provincia en el arte de la cocina.
_MG_7754
Neuquén ofrece opciones gastronómicas diversas y para todos los gustos, que varían de acuerdo a los productos y técnicas de cocina propias de cada región, reflejando su cultura y tradición. En tal sentido la Zona Norte de la Provincia se identifica principalmente con el chivito, que genera una asociación directa de la región con este alimento. La cría del animal, a partir de la trashumancia, resulta una práctica ancestral de muchas familias, heredada de los Pehuenches, antiguos pobladores de la zona. En los alrededores de Las Lajas, Loncopué, Caviahue y Copahue también se desarrolla la cría del chivito, algunas comunidades se dedican a la misma, generación tras generación.
ED_2008_73_5-111
La tradicional forma de cocinarlo es “al asador”, o bien “al piolín”, un original método que utilizan los lugareños para deleitar a los comensales. El chivito se suele adobar con harina, cerveza o ñaco.
Este último producto también es típico de la región y su elaboración es una práctica antigua de la trilla, el tostado y la molienda del trigo que realizan las familias en la zona en forma artesanal. Otro derivado del trigo es el mote (grano pelado y tostado con ceniza) y se lo utiliza para preparar bebidas o como ingredientes de guisos o estofados.
En general la comida de esta región está fuertemente influenciada por los inmigrantes chilenos, por ello también acostumbran a los panes con grasa, empanadillas, pancutra o bebidas como la chicha o la chupilca.
Entre las localidades de Huinganco y Chos Malal se desarrolla un área productiva importante. La producción frutícola permite la elaboración de dulces y mermeladas de excelente calidad. La miel de Chos Malal también es muy reconocida en la región por sus propiedades.
_MG_7730
La zona cordillerana hacia el oeste y sur de la Provincia se identifica principalmente con carnes de ciervo, jabalí y trucha, cocinadas y procesadas de diferentes formas: al asador, a la parrilla y hasta en patés, embutidos y escabeches. Las carnes ahumadas en los últimos años han adquirido mucha popularidad. Se acompañan con hongos y salsas agridulces, donde los frutos rojos adquieren gran protagonismo. Estos frutos deliciosos también integran postres, al igual que los chocolates artesanales y salsas, dulces o mermeladas de otras frutas propias de la zona cordillerana como el michay, la rosa mosqueta y la frutilla silvestre. Aquí la cocina gourmet se combina con la tradicional, adaptándose perfectamente al gusto y expectativas de los visitantes.
_MG_6594
El piñón, semilla de la araucaria araucana o Pehuén, está presente en la cocina de la región donde crece el árbol milenario, de Aluminé hasta Caviahue; a él se le debe el nombre a la Ruta del Pehuén. Este alimento formaba parte esencial de la dieta de los primeros pobladores del territorio. La variedad de derivados del piñón integran tanto platos salados como dulces: masas elaboradas a partir de harina de piñón resultan en pastas o alfajores, también se preparan  salsas, conservas en almíbar y escabeches. El producto alimenticio más antiguo de la región, aún vigente y con un gran potencial tanto en la cocina tradicional como en la moderna. En esta zona la producción de miel es importante y se la utiliza para la elaboración de confituras, licores, tortas y otros productos de panificación.
DSCN2016
Al este de la Provincia es típica la producción primaria de manzanas, peras, duraznos, damascos, frutas finas, hongos y aromáticas. Estas constituyen materia prima para la elaboración de postres, dulces, conservas o chutneys. Algunas frutas se disecan o se utilizan para la elaboración de licores o jugos. En las localidades de Centenario y Plottier, se pueden encontrar diversas casas de té que ofrecen la posibilidad de degustar mermeladas, tortas, tartas o strudels, utilizando como base los frutos que se cosechan en el propio establecimiento.
Esta zona de estepa posee un clima y suelo óptimo para el desarrollo vitivinícola. En las localidades de San Patricio del Chañar y Añelo existen bodegas con viñedos propios que se dedican a la elaboración de vinos finos. La calidad de los vinos ha merecido numerosos reconocimientos nacionales e internacionales. Las variedades que mejor se han adaptado al clima son: Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Algunas bodegas disponen de restaurantes donde se ofrece comida gourmet y regional combinando carnes, verduras y frutas regionales, acompañados del sabor y los aromas de los vinos de gran calidad.
_MG_7691
Variedad de emprendimientos de elaboración de cerveza a pequeña escala se distribuyen a lo largo del territorio provincial; en Villa Pehuenia, Villa La Angostura, San Martín de los Andes, Caviahue, Aluminé y en el Alto Valle de Neuquén se elaboran artesanalmente variedades como Golden Ale, Stout y Pale Ale, Ipa, Pilsen, Scottish y Kolsh, entre otras. Las características inmejorables del agua proveniente de la cordillera aseguran la excelente calidad de la cerveza.
_MG_7741
La cocina neuquina se encuentra en una etapa de gran crecimiento, cada región tiene características propias, materias primas que se integran al circuito gastronómico que hacen a la historia del lugar y sus costumbres. Es por ello que la oferta gastronómica de la Provincia tiene un alto grado de regionalidad en su cocina, donde se entrelazan los atributos naturales de cada región y la atención personalizada.