Notas Destacadas

Recorriendo maravillas del extremo del Norte Neuquino en dos ruedas

7 diciembre, 2017

Paisajes inhóspitos y agrestes llenos de sorpresas y maravillas de una naturaleza que pocos conocen y que nos cautiva de una manera formidable. Muy cerquita de Buta Ranquil, encontramos profundos y extensos cañadones, saltos y decenas de vertientes de aguas puras y claras, antiguas canteras usadas por alemanes, cactus gigantes y hasta cráteres antiguos! Lugares fascinantes, que desconocíamos, quedan grabados en nuestra memoria de la mano de Luis Alberto Reyes, guía de Mountain bike de la zona. En esta nota te contamos todos los detalles de una experiencia inolvidable!

Luis Alberto Reyes es nacido y criado en Buta Ranquil, bien hacia el norte de la provincia casi al límite de Mendoza, desde pequeño recorre en la bicicleta que le regalara su padre, los alrededores de la localidad,  por lo que bien conoce cada recoveco de la zona al detalle. Tiene un cariño muy especial por su pueblo y un respeto  por la naturaleza que lo rodea, que se aprecia no solo en sus palabras sino en su actitud y sus gestos, que invitan a pedalear con él: “Amo Buta Ranquil más que ningún lugar en el mundo, no hay nada más gratificante que vengan visitantes a conocerlo y poder transmitirles mis vivencias en este lugar al extremo del Norte Neuquino”.

Buta Ranquil, que en lengua Mapuche significa grandes carrizales, en referencia al valle donde está localizado, entre los Andes de transición y la precordillera, delimitada por el río Colorado al norte y las formaciones orográficas de Chihuidos y la cadena dorsal del volcán Tromen. Este valle está irrigado por los arroyos Buta Ranquil, Huantraico y Chacay. Los distintos procesos geológicos, la hidrografía, así como la historia conjuga para que nos encontremos con distintas maravillas a nuestro paso!

El primer lugar que recorremos es Las Yeseras, a unos 30 km de Buta Ranquil. Uno de sus sitios favoritos afirma Luis. El circuito es de mediana dificultad y nos  permite acceder al afloramiento de yeso más grande de la provincia. Allí a través de senderos ancestrales de los antiguos arrieros nos encontramos con pequeñas lagunas de aguas claras y puras en medio de paisajes de yesos, calizas, anhidritas y asfaltita, las vistas son realmente espectaculares siempre bajo la atenta mirada del volcán Tromen, que no deja de acompañarnos en cada pedaleada. 

Un lugar de trascendencia histórica poco conocida y llena de misterios, pues allí hubo gran movimiento carbonífero durante fines de la década del treinta por parte de empresarios alemanes. Los que trabajaron allí cuentan que se sacaba y se enviaba al régimen alemán de Hitler, carbón y vanadio, un componente vital para sus arsenales. Hoy se puede observar los restos del pueblo, la mina y el búnker que permanece casi intacto. En el lugar además se hallan restos fósiles petrificados de crustáceos y animales acuáticos y una gran cantidad de cristales de roca. Una verdadera maravilla!

Otro circuito emocionante es “Valle de los Cactus” a unos 25 km. de  Buta Ranquil en dirección este, por el que se accede a través de la ruta provincial N° 6, por camino de  ripio consolidado. Allí nos encontramos con un pequeño arroyo temporal conocido como Pequenco que nace en la ladera del volcán Tromen y desemboca en el río Colorado.

En un sector cercano a su desembocadura en una extraña formación rocosa, podemos encontrar un grupo de cactus columnares, una verdadera rareza en la provincia. Estos cactus, llamados cardones, pertenecen a la especie Denmoza rhodacantha. La bibliografía la señala como una especie endémica de Argentina, es decir que habita únicamente en nuestro país. Se la puede encontrar desde Salta hasta Mendoza, en la estepa arbustiva del monte. No se menciona su distribución en Neuquén, que representa una población relictual en el extremo sur que abarca únicamente poco más de 100 hectáreas. Los cardones son muy llamativos, especialmente por su gran tamaño.

La bibliografía indica que pueden alcanzar los tres metros, aunque los más grandes hallados en Pequenco apenas sobrepasan los 2 metros. Las flores son de color violeta y fucsia intenso y su aroma exquisito. Otra maravilla que nos deslumbra!

A los Cráteres de Michicó se llega a través de un circuito sumamente sencillo que alcanza los 20 km ida y vuelta. La sensación al llegar al lugar es increíble, los vestigios de la actividad volcánica que se registrara hace millones de años es muy evidente, al visualizar los conos volcánicas la admiración es total!

Los cráteres poseen casi 50 metros de profundidad y 300 metros de diámetro. Estas extrañas formaciones se deben al colapso de los volcanes monogénicos que allí existieron. Este colapso dejó expuestas las rocas sobre las que se apoyaba el volcán. Coladas de lava antiguas, de colores grises, que se ven en la parte superior del cráter. Una maravilla de la naturaleza!

Otro circuito sumamente sencillo e ideal para los amantes de las aves es la laguna El Aparato distante a 10 km de Buta Ranquil. Allí existe una gran variedad de aves en estado silvestre como, cisnes de cuello negro, diferentes especies de patos, gallaretas, gallinetas comunes y flamencos, entre las principales. El kayak es otra alternativa para disfrutar este espejo de agua. También los pescadores se acercan durante la temporada en busca de pejerreyes y truchas arco iris.

Un circuito de 30 km bastante sencillo de medio día recorre la localidad y parte de la zona rural y nos adentra en la idiosincrasia, costumbres y tradiciones de los pobladores. Durante el recorrido se visitan  y recorren los sitios de interés de la ciudad  Buta Ranquil, como el barrio María Axiliadora y el predio Cultural y Recreativo El Arriero. También parte de la zona de chacras, y luego los parajes El Ciénago, Agua de la Perra y las Aguas Termales de Buta Ranquil. Por esta época donde los puesteros se dirigen a la veranada es común cruzarnos con los arreos, una tradición que perdura en el tiempo y que es digna de admiración!

Lugares increíbles, historias sorprendentes, gente cálida y agradable… en este rincón extremo del Norte Neuquino nuestra experiencia se colmó de emociones!

Gracias Luis Alberto Reyes!

Blog

Mail

Facebook

Teléfono celular: 299-6074557