Notas Destacadas

Aventura en bicicleta por los 7 Lagos con Rubén Cazenave

2 Octubre, 2013

Con la generosidad habitual del sur neuquino, el circuito de los 7 Lagos te regalan más de lo que esperás. Paisajes de montaña, lagos de ensueño, bosques mágicos que rodean el sinuoso recorrido que, dentro de la Región de los Lagos, une las localidades de Villa La Angostura y San Martín de los Andes.
Para los amantes del cicloturismo, el Desafío Doble 7 Lagos es el marco ideal para recorrer 110 kilómetros de la mítica Ruta 40, ya completamente asfaltados, disfrutando los Parques Nacionales Nahuel Huapi y Lanín. La segunda edición del DD7L se realizará desde el viernes 11 hasta el domingo 13, en coincidencia con el feriado nacional del 14 de octubre. Salida cofirmada 7 Lagos Ruta 40 desde San Martín hasta Bariloche. Tres días. Días Jueves 24, viernes 25 y sábado 26 de Noviembre

Rubén Cazenave es un apasionado guía de Bicicleta de Montaña, nacido en la localidad bonaerense de Azul, nos cuenta: “vine a Neuquén a estudiar Turismo y mientras tanto andaba en bici. Con un grupo de amigos, allá por los ´80, nos íbamos al Lago Pellegrini, dábamos vueltas por el dique Ballester, era nuestra forma de disfrutar. Luego me radiqué en San Martín de los Andes y desde el 2008 tengo el honor de ser el primer prestador turístico de bicicleta habilitado por la Subsecretaría de Turismo”

Al preguntarle sobre sus inicios en la actividad, Rubén afirma con naturalidad “yo ando en bici desde que tengo 5 años, me crié andando en bici como cualquier chico de barrio. Mi primera experiencia de ciclismo la tuve cuando tenía 13 años, recorrimos 90 kilómetros con mi hermano para visitar a un tío, ¡y lo hicimos con una bicicleta de una marcha!, esa fue mi primer experiencia de cicloturismo hace muchos años”.

La idea de Rubén de fundir en un mismo evento una competencia con el cicloturismo, es verdaderamente original y novedosa. Pero más asombrosa es la aventura que viven los ciclistas en un marco natural extraordinario…, nada menos que por el Camino de los 7 Lagos. Así nos cuenta Rubén la génesis de su proyecto “Creo que fue el proceso natural de uno mismo. En mi caso la idea nace de querer mostrar a la gente que viene de afuera todo lo lindo que tenemos en el sur de nuestra Provincia. Yo creo que es un proceso natural, el de querer mostrar algo de lo que estamos enamorados”.

Descubrir las bellezas naturales en bicicleta, tal vez, una de las tecnologías más románticas creada por el hombre, que permite pensarse y sentirse parte del recorrido mismo, que facilita una mirada panorámica completa hacia el entorno. Nos cuenta Rubén “Personalmente yo digo que no hay mejor forma de conocer el lugar que en bici. Porque vos estás en contacto con la naturaleza, estás metido, con frio, con lluvia, con viento, con calor o con lo que sea. Es una aventura potenciada a través de la bicicleta que te permite llegar a lugares que caminando tardaría mucho más y te hace llegar a lugares que a veces son imposibles para un vehículo motorizado. Y por sobre todo, nos hace llegar al centro de la naturaleza, nos permite tener una intimidad única con la naturaleza”.

Deporte y naturaleza se conjugan en un escenario dinámico por el que desfilan magníficos lagos. El DD7L recorre un tramo de la mítica Ruta Nacional 40, puntualmente desde donde se encuentra uno de los espejos de agua más majestuosos de la Patagonia, el Lago Nahuel Huapi. Inmediatamente, luego de pedalear algunos kilómetros aparece el Lago Correntoso que vierte sus aguas al primero, a través del río más corto del mundo, poseedor a su vez, del record de captura de trucha arco iris.

Y la sucesión continúa con el Lago Espejo, curioso nombre para un lago casi siempre acariciado por el viento del Oeste; el Lago Escondido, cuyo principal atractivo es pasar inadvertido y que nos ofrece paletas de verde colorido rodeado de coihues centenarios; los lagos Villarino y Falkner, sobre el sector norte del Parque Nacional Nahuel Huapi, ya cerca del límite entre los parques. Antes de culminar la aventura aparece el Lago Machónico, y finalmente el Lago Lacar que, en su costa oriental, cobija a la ciudad de San Martín de los Andes.

Esta temporada estival es la oportunidad para que los amantes de la bicicleta puedan disfrutar de un recorrido extraordinario, guiado y organizado por un apasionado como Rubén Cazenave. Sólo basta leer uno de los tantos testimonios escritos que figuran en el libro de visitas de Rubén: “Le voy a pedir a alguien que imagine el lugar más hermoso…, que ponga flores, árboles, casas, lagos, montañas y que arme la mejor pintura, seguro que esa acuarela no va a superar esta belleza…Esto, gracias a los increíbles lugares por los que me llevaste con la bici…”. Lo dice un turista, lo dice un testigo irrefutable.
Gracias Rubén!

Más información en www.dd7l.com.ar