Notas Destacadas

Al cuidado de la naturaleza neuquina

6 Noviembre, 2014

Los parques nacionales fueron creados con el fin de proteger y conservar la biodiversidad. En nuestra Provincia tenemos 4 parques nacionales: Laguna Blanca, Lanín, Arrayanes y Nahuel Huapi. Cada uno posee características particulares que los hace únicos y una belleza inigualable para conocer y preservar.

Parque Nacional Laguna Blanca: fue creado en el año 1940 con el objeto de proteger uno de los lugares más importantes de nidificación del cisne cuello negro. El área protegida abarca una superficie aproximada de 11.263 hectáreas y debe su nombre a uno de los más importantes cuerpos de agua de la estepa patagónica. El parque se encuentra a 30 Km. de la ciudad de Zapala, y se accede al mismo por la Ruta Nacional Nº 40 que empalma posteriormente con la Ruta Provincial Nº 46.

La gran variedad de aves conforma un gran atractivo del área: chorlos, flamencos, playeros, macáes plateados, gallaretas y varias especies de patos. Entre los anfibios se destaca la rana acuática patagónica, una especie endémica que actualmente se la puede encontrar en algunos cuerpos de agua dentro del parque y cercanos a él. Otro aspecto de interés son las bardas que bordean la laguna del lado norte: en sus paredes abruptas nidifican aves de presa como el aguilucho común y el halcón peregrino. La Laguna Blanca tiene una particular relevancia como hábitat para numerosas aves acuáticas, por esta razón fue incluida en la lista de Humedales de Importancia Internacional de la Convención Ramsar.

El parque dispone de una serie de senderos y carteles indicativos para recorrer con facilidad, y un centro interpretativo que permanece abierto los fines de semana y feriados de 9 a 18 horas.

Para mayor información visite el siguiente enlace

Parque Nacional Lanín: fue creado en 1937 con el objetivo de proteger un sector representativo del Bosque Andino de la Patagonia Norte que alberga especies como el milenario Pehuén, Raulí y Roble Pellín. Abarca unas 412.000 hectáreas y debe su nombre del volcán Lanín de 3.774 m.s.n.m. que preside su espectacular paisaje. Se localiza al sudoeste de la Provincia, cerca de las localidades de Aluminé, Villa Pehuenia-Moquehue, Junín de los Andes y San Martín de los Andes. Se accede por las rutas provinciales Nº 11, 18 46, 60 (asfalto), 61, 62 y 48.

En su territorio se encuentran más de 35 lagos y lagunas de origen glaciario, entre los cuales se destaca el lago Huechulafquen, con sus 104 km2 de superficie. En el parque se observa la presencia de diversas especies de árboles como el coihue, ñire, lenga, ciprés, maitén y notro. También se pueden encontrar flores llamativas como el amancay, mutisia, chilca o aljaba, michay, topa-topa y lágrima de arroyo. Entre la rica fauna que habita en el parque se destacan el puma, pudú pudú, hurón, zorro gris y colorado, nutria o coipo, zorrino, chinchillón, comadrejita enana, tuco tuco, murciélago y aves como el chucao y huet huet. El huemul, huillín y el gato huiña se encuentran en peligro de extinción.

El parque dispone para el público variedad de servicios como áreas de campings, (agrestes y organizados), establecimientos hoteleros, y gastronómicos. Además ofrece diversos circuitos y senderos para practicar trekking, mountain bike y cabalgatas. En los lagos Lácar y Huechulafquen se pueden realizar paseos en embarcaciones.

Para mayor información visite el siguiente enlace

Parque Nacional Arrayanes: fue creado en 1971 con el objetivo de proteger al arrayán, una especie arbustiva que en ésta área se ha desarrollado en comunidad alcanzando portes superiores a los 16 metros. El Bosque de Arrayanes ocupa unas 12 has. que se localizan en la península de Quetrihué en la localidad de Villa La Angotura. Una de las opciones para acceder al bosque es a través de una excursión lacustre hasta el Puerto Quetrihué. La segunda opción de acceso, es a pie o en bicicleta, atravesando la Península de Quetrihué por una senda peatonal señalizada; un recorrido de 12 Km., de mediana dificultad, que demanda aproximadamente unas 3 horas a pie ó 2 horas en bicicleta. Junto al arrayán se desarrollan más de 19 especies autóctonas y exóticas del Bosque Andino Patagónico, entre las que se destacan el coihue, roble pellín, aljaba, maqui, palo santo, ciprés, radal, cacho de cabra, espino azul, orquídea, patagua y variedad de helechos. Entre la avifauna que se aprecia en el parque se encuentra: el chucao, huet huet, cabecita negra, comesebo patagónico, colibrí, rayadito, diuca, pitío y variedades de pájaros carpinteros. En las aguas del Nahuel Huapi se puede observar algún cormorán imperial, biguá, cauquén común, pato barcino y gaviota cocinera.

En el Bosque de Arrayanes se encuentra una confitería y sanitarios cercanos al muelle de Quetrihué, donde amarran las embarcaciones lacustres.

Para mayor información visite el siguiente enlace

Parque Nacional Nahuel Huapi: fue creado 1934 sobre tierras que donara Perito Moreno, con el objetivo de proteger una extensa área de gran valor ecológico y paisajístico representativa de la Región Andina del norte de la Patagonia. Se encuentra ubicado en el sudoeste de la Provincia de Neuquén y noroeste de la Provincia de Río Negro, abarcando una superficie de 705.000 hectáreas. El parque resguarda muestras de tres unidades naturales: Bosque Altoandino, Bosque Andino-Patagónico (incluyendo sectores de selva valdiviana), y Estepa Patagónica. Por encima de los 1.600 m.s.n.m. se desarrolla la naturaleza altoandina cuya vegetación es rala y está compuesta por pequeñas hierbas adaptadas a la rigurosidad del frío, la nieve y el viento. Se caracteriza por sus flores vistosas y cortos periodos de floración. Las partes bajas de las montañas y los valles de este parque están cubiertos en gran parte por extensos bosques andino-patagónicos donde se observan lengas, coihues y ñires. Durante la primavera estos bosques ofrecen uno de los más coloridos paisajes silvestres de la Argentina. En esa época del año, dentro del marco que le brindan lagos y montañas, se destacan plantas nativas como el notro, la mutisia y el amancay, que tapiza el sotobosque con sus flores amarillas. El alerce es una de las plantas gigantescas de estos bosques y longevas, llegando a ser milenarios. Son numerosos los lagos esparcidos entre los bosques. El más destacable es el Nahuel Huapi, cuya superficie es de 560 km2 y su profundidad de hasta 454 metros. Una de las especies típicas de la fauna de la región es el huillín, tuco tuco colonial, ambos mamíferos en peligro de extinción.

Existen más de 500 Km. de caminos que atraviesan el parque y que permiten acceder con vehículos a los principales atractivos turísticos, así como diversos circuitos para la práctica del trekking y mountain bike. También se puede disfrutar de variedad de servicios de alojamiento, gastronomía y esparcimiento en las localidades cercanas al parque.

Para mayor información visite el siguiente enlace

Especies únicas de una belleza inigualable. Escenarios naturales de una calidad paisajística maravillosa que debemos conocer para comprender su equilibrio y cuidarlos para poder seguir disfrutándolos en el futuro…