Novedades

El Corredor de los Lagos es parte de las Mil Millas

11 noviembre, 2016

La emblemática carrera de reliquias del automovilismo vuelve a recorrer los escenarios cordilleranos. Desde el jueves 9 y hasta el sábado 12, unos 150 vehículos emanarán historia en Villa La Angostura, San Martín de los Andes y localidades rionegrinas y chubutenses.

Como cada año, las “Mil Millas” transitará por los corredores turísticos andinos que ofrecen las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut. Autos de todos los tiempos, joyas mecánicas que repasan con cada ejemplar la historia misma del automóvil, se aventurarán a desafiar caminos serpenteantes entre lagos, bosques y montañas.

Desde este jueves 9, Mil Millas vuelve a rendirle homenaje a los autos, carreras, acontecimientos y personajes que hicieron grande el automovilismo sport en Argentina y el mundo. En la actualidad forma parte del calendario mundial de la Federación Internacional de Vehículos Antiguos y ha adquirido un notable prestigio, siendo considerado el evento por excelencia de Sud América.

Durante la jornada inaugural, el itinerario tuvo como protagonista a la Ruta de los Siete Lagos, enciendo motores en Bariloche y continuando hasta el destino final de esta primera etapa que fue San Martín de los Andes, pasando previamente por Villa La Angostura. Durante este viernes y sábado, localidades de Río Negro y Chubut serán parte del circuito.

mil_millas_2016_turismo_nqn_efraindavila-5

En total 150 autos clásicos y sport, fabricados hasta el año 1981 con pasaporte F.I.V.A agrupados en sus respectivas categorías según su antigüedad, recorrerán 1600 km en tres días de duración.

Tesoros con ruedas

Desde un Züst de 1907 a cadena hasta el AC Bristol 16/80 1938, todos conforman un selecto grupo de automóviles de preguerra que prestigiarán la competencia. Al cerrarse las inscripciones, en la lista sobresalen también una Bugatti Indianápolis de 1922, un monoposto especialmente desarrollado para correr las 500 Millas. Otro modelo de la marca francesa, el Type 35 A de 1926 estará en acción junto con un viejo conocido: el Straker Squire X/2 (“La Cebra”) de 1917.
Otros dos autos que despertarán la admiración serán un Hudson Baquet y un Chrysler 66, ambos de 1930. Lo valioso de este último es que sólo se produjeron 22.606 unidades y tan sólo 1.213 en la versión Roadster. Un Aston Martin International 1932 aparece como otro de los integrantes del museo itinerante de las 1000 Millas 2016.