Novedades

El mundo de las aves: Neuquén cuenta con 285 especies

10 octubre, 2018

El Ministerio de Turismo de la Provincia desarrolla el producto de Observación de Aves a fin de promover la actividad que año a año suma más adeptos. El país registra unas 1000 especies, mientras que en el planeta hay 9000. Octubre es el mes de las aves.

Existe un mundo en que espectadores y observados sienten un perfecto equilibrio natural,  sin más que ser parte de una armonía en el medio ambiente en los que se encuentran. Las protagonistas de ese universo multicolor, de texturas de plumas y de sonidos tan sorprendentes como curiosos, son las aves y los seres humanos que las aprecian.

En la Provincia del Neuquén es posible observar más de 285 especies en el que al mismo tiempo se puede disfrutar de un entorno natural maravilloso.

Octubre es el mes mundial de Observación de Aves y la Argentina posee alrededor de 1000 especies. Esto es una enorme diversidad en relación a las 9000 existentes en el mundo. Muchas de ellas sólo se encuentran en este privilegiado lugar de la patagonia.

La actividad que año a año suma más adeptos cuenta con varios Clubes de Observación de Aves (COA) en distintas localidades a lo largo y ancho del territorio neuquino.

¿Por qué hacer observación en Neuquén?

Porque permite disfrutar y contemplar la naturaleza, descubrir nuevas especies de aves, contactar con otras personas que desarrollan la actividad, salir del entorno cotidiano, por pasión al arte y a la fotografía de aves, y por participación en programas de identificación, investigación o conservación de especies.

La observación de aves es memorable, porque la contemplación de especies y el aprendizaje continuo de sus costumbres y comportamientos, así como las salidas en grupos generan cercanía y socialización con personas que comparten el gusto por la actividad.

Asimismo es multisensorial porque es Visual: los colores de las aves y del paisaje es circundante; Auditivo: el canto de las aves al alba representa el sonido de la naturaleza en su estado más puro y Olfativa: permite respirar aire puro y pureza de los bosques.

¿Qué hace a Neuquén un sitio único para la observación?

Es única porque posee doce  Áreas Importantes para la Conservación de Aves y dos sitios Ramsar * donde se ubica la mayor diversidad de aves:  Parque Nacional Lanín,  Parque Nacional Laguna, Blanca (*), Lagunas Varvarco Campos y Varvarco Tapia, Área Natural Protegida Epu Lauquen, Parque Provincial Tromen (*), Área Natural Protegida Auca Mahuida, Paso de los Indios, Área Natural Protegida El Mangrullo, Valle del Río Collón Curá, Parque Provincial Copahue, Lagos Aluminé y Moquehue y Parque y Reserva Nacional Nahuel Huapi.

Cabe destacar que Neuquén posee también en el Valle del Río Limay Neuquén una gran riqueza y diversidad de aves.

Además, la provincia es el único lugar del país donde habitan el Huet Huet Castaño y la Tenca, endémicos de las Áreas Naturales Protegidas Lagunas de Epu Lauquen y El Tromen, localizadas en el Corredor Neuquén Norte y eso la hace una actividad auténtica.

En el Corredor de los Lagos en el Bosque Andino se puede encontrar al Chucao y al Carpintero Gigante; en el Corredor del Valle, Limay y Estepa existen el Cisne de Cuello Negro y el Flamenco, mientras que en la Ruta del Pehuén, la Gaviota Andina y el Gallito Arena son parte del paisaje de la zona.

Para conocer sobre la actividad y vivenciar una mejor experiencia, se puede consultar el listado de prestadores de actividades habilitados por el Ministerio de Turismo en: http://neuquentur.gob.ar/es/que-hacer/observacion-de-aves/. También se puede visitar www.avesargentinas.org.ar.

Ver flyer de Observación de aves

Sobre Ramsar

Ramsar es el más antiguo de los modernos acuerdos intergubernamentales sobre el medio ambiente. El tratado se acordó en la década de 1960 entre países y organizaciones no gubernamentales preocupados por la creciente pérdida y degradación de los hábitats de humedales para las aves acuáticas migratorias. Se adoptó en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigencia en 1975.

La misión de la Convención es ” la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo”.