Novedades

Proponen crear la "Ruta Binacional de la Fe"

30 Agosto, 2013

La Subsecretaría de Turismo de la Provincia dependiente del Ministerio de Desarrollo Territorial, junto al Municipio de Junín de los Andes, participaron días atrás de una reunión en la localidad chilena de Pucón a fin de avanzar en la integración y desarrollo de la “Ruta Binacional de la Fe”, entre la Provincia del Neuquén y la Araucanía, en el país trasandino.

En este sentido, en las conclusiones de la mesa de trabajo, se propuso unificar a los circuitos de la Ruta Turístico-Religiosa del Padre Pancho (Chile) y la Ruta de los Beatos en Argentina con el nombre de “Ruta Binacional de la Fe” y realizar un próximo encuentro para el mes de octubre en Villarrica (Chile), con la finalidad de exponer los avances sobre conectividad y comunicación entre estas regiones, tomando como referencia el Paso Internacional Mamuil Malal.

Además, se acordó revisar el proyecto del Convenio de Cooperación con el objetivo de suscribirlo en el mes de noviembre, en el marco las Jornadas de Turismo de la Fe que organiza el municipio de Junín de los Andes.

Asimismo, la delegación neuquina, en la que también formó parte el Centro de Espiritualidad de Junín de los Andes, expuso sobre la puesta en valor de los sitios históricos y religiosos de los Beatos Ceferino Namuncurá, Laura Vicuña y el Parque Temático del Vía Christi.

Cabe mencionar que el encuentro fue convocado por la Fundación que lleva adelante la Ruta Patrimonial del Padre Pancho en la república vecina.

Marco institucional

Esta acción neuquina en Chile se realiza a través de la Dirección General de Planificación y Gestión Turística de la Subsecretaría de Turismo Provincial en el marco de los Programas de Investigación de Desarrollo Estratégico de Productos Turísticos y de los Circuitos y Rutas Turísticas, las cuales fortalecen el Producto Turismo de la Fe, incluidos en el Plan de Desarrollo Turístico Provincial 2011-2015.

El Turismo de la Fe se define como aquella actividad que se realiza con motivos principalmente espirituales y que pueden, en determinadas ocasiones, alternar aspectos culturales como costumbres o tradiciones de la comunidad receptora. La actividad se caracteriza por la visita a santuarios, tumbas de santos y/o lugares sagrados, como también la participación en peregrinaciones o fiestas.