Novedades

Turismo se reunió con el Obispado de la Diócesis de Neuquén

26 Septiembre, 2013

El pasado viernes 20 de septiembre, el Obispo de Neuquén, Monseñor Virginio Bressanelli, recibió a la Subsecretaria de Turismo de la Provincia del Neuquén, Beatriz Villalobos y a su equipo de la Dirección General de Planificación y Gestión Turística, con el fin de hacer entrega, para su evaluación, de un Convenio de Cooperación Institucional.

En el marco de las acciones que lleva adelante la Subsecretaría de Turismo para el desarrollo del producto Turismo de la Fe, el Obispo de Neuquén recibió con agrado el proyecto, el cual será evaluado por Bressanelli y el colegio de consultores del Obispado.

Durante la reunión el Obispo expresó que “en la Provincia hay muchos lugares interesantes. A nivel popular el norte neuquino es muy significativo, hay significados muy lindos con sus tradiciones, hay lugares donde inclusive se moviliza mucha gente, cabalgatas, procesiones, celebraciones propias”.

La propuesta de Cooperación Institucional entregada al Obispo, busca fortalecer y poner en valor ciertos atractivos relacionados a la Fe de manera integral a nivel provincial. Entre otras cosas, el convenio, que será evaluado por el Obispado, busca el mejoramiento de la infraestructura edilicia de las Iglesias del Corredor Neuquén Norte y del Corredor de los Lagos, así como la capacitación de guías; la elaboración de cartelería; la promoción y la difusión.

Asimismo, se mencionó el trabajo interinstitucional que se está llevando a cabo en conjunto con el municipio de Junín de los Andes, relacionado al desarrollo de la Ruta de los Beatos, la cual contempla la puesta en valor del Santuario a Ceferino Namuncurá junto, al Santuario a Laura Vicuña, el Vía Christi y la Iglesia de Paimún.

Sobre la reunión con la Subsecretaría de Turismo, Virginio Bressanelli destacó que “fue un encuentro muy interesante porque todo lo que hace a la cultura de la Provincia hay que cuidarlo mucho. La cultura ennoblece, la cultura dignifica, la cultura ayuda a que se tengan ideales mayores para superarse. Tener ese respiro que mira un poco más alto, y sobre todo, cuando se da lugar a los ideales de fe y tocan la forma de vida de las personas, me parece importante”.