Prensa Turística

Identificaron un nuevo dinosaurio en Rincón de los Sauces

20 Octubre, 2011

La Subsecretaría de Turismo de la Provincia informó que el hallazgo de un nuevo dinosaurio en inmediaciones de Rincón de los Sauces ha contribuido al incremento de la colección del Museo Paleontológico “Argentino Urquiza” que forma parte de la atractiva propuesta que ofrece Neuquén, dentro de su circuito denominado Ruta del Vino de la Patagonia. Quienes elijan visitar la zona, pueden recorrer el norte de la Provincia y visitarlo para conocer más acerca de quienes la habitaron hace millones de años. Días atrás se conoció que el técnico Salvador Palomo y el paleontólogo Leonardo Filippi rescataron del campo los restos de un nuevo integrante de la familia de los titanes: Narambuenatitan palomoi. Esto significa más jerarquización de la oferta de Neuquén a los visitantes y fanáticos de los Dinos.

Rincón de los Sauces está a 245 kilómetros de la capital provincial. Desde allí se accede transitando por las rutas provinciales Nº 7 y su empalme con la Nº 5. La localidad, muy importante por su actividad petrolera, alberga en el mencionado museo los restos fosilizados del Titanosaurio más completo hallado en el mundo hasta el momento. Fue descubierto en el año 1996. En los alrededores también se han descubierto algunas piezas pertenecientes a tortugas y cocodrilos, conformando una colección sobre la base de las múltiples excavaciones que se llevan a cabo habitualmente en la zona.

Narambuenatitan palomoi es un saurópodo (herbívoro), cuyos restos fosilizados fueron encontrados en el yacimiento Narambuena. A eso debe su nombre y al reconocimiento a la labor que ha realizado Salvador Palomo en pos del desarrollo de la paleontología en la localidad. Se lo detectó años atrás y se lo retiró del campo en sucesivos trabajos efectuados en 2005 y 2006. El hallazgo comprendió el cráneo casi completo y algunas vértebras caudales del dino, que vivió hace 83 millones de años y cuyas particularidades fueron publicadas recientemente en la revista Acta Paleontológica Polónica, de Polonia.

De acuerdo al tamaño de algunos de los huesos, los especialistas estimaron que este dinosaurio podría haber alcanzado 15 metros de longitud en vida.

Gladis Retamal, Directora del museo, explicó que el ejemplar está resguardado allí y es uno más que se suma al patrimonio del “Argentino Urquiza”. Consideró que es motivo de orgullo para la comunidad rinconense estar en la vidriera mundial por los hallazgos paleontológicos que se suceden desde hace más de una década. Por eso mismo comentó que el lugar se torna pequeño y a veces se decide abrir al público el sector de laboratorio –donde se preparan los fósiles- para que puedan tomar dimensión de la riqueza que tiene bajo su cuidado el museo.

Con respecto a los restos del saurópodo encontrados en 1996 y que corresponden al ejemplar más completo que existe a nivel mundial, hasta el momento, la Directora del museo informó que el paleontólogo de la Universidad Nacional del Comahue Jorge Calvo fue el encargado de extraerlo y estudiarlo pero aún no está publicado. No obstante aclaró que el cráneo es único y tienen grandes expectativas por lo que pueda representar para la paleontología en general.

Entre los hallazgos más salientes en la localidad se puede mencionar Rinconsaurus caudamirus (Hallazgo 1997, Publicación en 2000); Muyelensaurus Pecheni (Hallazgo 1998, Publicación en 2008); Tortuga Linderacheli Rinconensi (Hallazgo 1998, Publicación 2001); Cocodrilo Pehuenchesuchus (Hallazgo 1997, Publicación 2001).

“Nuestro museo se caracteriza por tener restos de paleovertebrados como saurópodos, tortugas, cocodrilos. La exposición está armada tipo caverna. Pero tenemos muchísimo material y el espacio nos queda chico. Exhibimos un 15 por ciento de la colección”, mencionó tras aclarar que los paleontólogos de la UNCo son los referentes a nivel local: Jorge Calvo, Juan Porfiri así como también González Riva (Mendoza) y Leonardo Filippi.

El Museo “Argentino Urquiza” abre de lunes a viernes de 7 a 20 horas y los días domingo, de 16 a 20 horas. Funciona en un monumento histórico, debido a que anteriormente existía allí el primer hospital que tuvo Rincón de los Sauces.