Prensa Turística

Terminó con emoción y esfuerzo la aventura solidaria del Lacar al Lanín

14 Abril, 2010

Fue muy intensa la jornada del martes 13 en el Volcán Lanín. Una noche fría y una madrugada con ráfagas de viento que rondaron los 70 kilómetros por hora, una temperatura de 12 grados bajo cero y una sensación térmica que la duplicaba, no apañó el ánimo de los expedicionarios que tenían muy claro su sueño: construir un centro de día para personas con discapacidad severa en San Martín de los Andes.

Sin embargo, las condiciones climáticas no permitieron que los 55 protagonistas de esta aventura solidaria, vecinos deportistas, guías de montaña, doctores, psicólogo, psicopedagoga, periodistas, personas con discapacidad y sus familias, llegaran a la cumbre. Apenas unos metros por encima del refugio, cerca de los 2.400 metros de altura sobre el nivel del mar, hubo que emprender el regreso. Y entonces, a unos 1700 metros, en medio del volcán Lanín y con una increíble vista a la cordillera argentina y chilena se celebró el esfuerzo, la superación, los sueños y se compartió un almuerzo de sándwiches, frutas secas y chocolate.

Carolina Miguel, Lautaro Prieto, Pablo Robledo, Marisol Fernández, Arnoldo Castillo, Chano López y Bernardo Oyarzún, fueron los siete vecinos de San Martín de los Andes que dejaron atrás su discapacidad en la montaña. Acompañados por sus familias y amigos de la asociación civil Puentes de Luz, superaron los obstáculos que presentó el Volcán con entusiasmo y voluntad, con confianza en sí mismos y generando un gran orgullo en toda la ciudad.

Es que uno de ellos es ciego, otro tiene síndrome de down, una hipoacúsia, otra parálisis cerebral, otros una discapacidad motriz y mental leve y uno fue amputado de una pierna. Pero en la montaña, al igual que el resto del grupo, las capacidades estuvieron por encima de todo; la actitud ante el desafío, el paso hacia arriba ante cada piedra. Y el sueño fue cumplido. El encuentro fue en el Lanín y cada uno dio lo mejor de sí para ayudar a los demás.