Prensa Turística

Fideicomiso para adquirir nuevas unidades destinadas al transporte turístico

22 Julio, 2010

El gobernador Jorge Sapag y el secretario general del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Juan José Ciácera, firmaron este miércoles un acta acuerdo con el objetivo de constituir y poner en marcha un fideicomiso de administración para la provisión de unidades de transporte de pasajeros destinadas al sector turístico de la provincia.

En el mismo acto, el CFI y el Banco Provincia del Neuquén (BPN) firmaron el contrato de fideicomiso.

Según establece el convenio que se firmó pasado el mediodía en el Salón de Acuerdos de Casa de Gobierno, el fideicomiso pretende facilitar la provisión de vehículos de transporte de pasajeros, mediante créditos otorgados en condiciones ventajosas en cuanto a tasa de interés y plazos de amortización, destinados a firmas dedicadas a la actividad turística que serán seleccionadas por la provincia y el CFI.

El contrato de fideicomiso lo firmaron el secretario general del CFI y el presidente del BPN, Omar Gutiérrez, y lo rubricó el gobernador. Determina que el CFI, en su carácter de fiduciante, aportará un monto total de 2.500.000 pesos. Los créditos se entregarán a través de contratos “de mutuo” entre el BPN – que actuará como fiduciario – y las empresas turísticas.

Los préstamos se otorgarán con una amortización de seis años (con pagos semestrales) y una tasa de interés del 9,5 por ciento. Podrán acceder al beneficio las firmas que provean servicios de viajes y agencias de turismo, las que realicen actividades receptivas y las empresas de transporte de pasajeros habilitadas por la subsecretaría de Turismo.

Los bienes a adjudicar son unidades de transporte automotor de uso comercial para el traslado de turistas con 9+1 asientos, 15+1 y 19+1. La marca y modelo del vehículo solicitado quedarán a elección de cada beneficiario.

En su discurso, el gobernador destacó que referirse al CFI en la provincia “es hablar de federalismo” y de “una presencia que siempre ha dejado una huella imborrable”. “La mayoría de los proyectos de la provincia del Neuquén tienen el sello y la marca del Consejo”, aseguró.

Afirmó que con el CFI “demostramos que se puede construir un federalismo coordinando acciones, convergiendo en proyectos concretos, discutiendo los temas centrales que hacen a la calidad de vida de la población, no hablando solamente de teoría, sino aplicarla y hacerla ver en acciones concretas”.

Destacó el acompañamiento del Poder Legislativo que “en materia de leyes es fundamental para el desarrollo” y aseguró que “están los recursos a disposición de la pequeña y mediana empresa, porque es la que genera empleo genuino”.
Aseguró que “es muy buena la figura del fideicomiso” y consideró que “de las creaciones legislativas de los últimos tiempos es de las mejores, porque le da agilidad, le da permanencia en el tiempo, le da un manejo autárquico que permite una eficaz y eficiente fiscalización de administración y control”.

Expresó su “reconocimiento” al BPN porque la cartera crediticia de la entidad “es absolutamente mayoritaria en lo que hace a pequeña y mediana empresa, a personas físicas, a pequeñas empresas familiares, a micro emprendimientos”. “En materia crediticia ha desarrollado una acción en los últimos tiempos que abarca el crédito genuino al ciudadano neuquino que le llega en forma directa y responsable”, añadió.

El gobernador felicitó a las autoridades del CFI porque “el manejo de los recursos se hace de forma responsable y seria”. “No hay organización que pueda durar en el tiempo si no hay una administración seria, donde los compromisos después se puedan cumplir. Por eso siempre hay que buscar equilibrios presupuestarios: no se puede hacer lo que se quiere, se hace lo que se debe y lo que se puede”, agregó.

Por último, señaló que “quienes tenemos responsabilidades de Estado, responsabilidad en organizaciones que manejan recursos económicos, tenemos la obligación de ser serios en la administración de esos recursos. Por eso cada vez que se asume una responsabilidad, cada vez que se asume un compromiso, hay que estar atento a su cumplimiento, porque si no se genera luego la desazón o viene el escepticismo o el descreimiento”.

Por su parte, Ciácera ofreció detalles del acuerdo rubricado hoy con la provincia y destacó “la agilidad y ejecutividad de los créditos que otorga el organismo” en concordancia “con el buen cumplimiento en los pagos que históricamente realizan los pequeños y medianos productores y emprendedores de Neuquén, dando muestras de civilidad y responsabilidad, lo cual permite que CFI se sostenga y que otros empresarios accedan a más créditos”.

Ciácera señaló que “siempre el consejo federal respaldó y financió las iniciativas privadas para que mejore y se amplíe la producción en el país, en cada provincia y por consiguiente sea cada vez mayor la venta de productos del país en el exterior”. Recalcó “la permanencia del CFI a lo largo de décadas, con seriedad y responsabilidad” y que “el respaldo que ha brindado a los productores ha sido constante en toda la Argentina por muchos años”.

Además, adelantó que la organización a su cargo “se encuentra trabajando para que Neuquén sea la primera provincia en conectarse digitalmente y a través de los nuevos soportes tecnológicos que brinda la red internet, con el resto de las provincias argentinas mediante sus centros regionales y, en consecuencia, para que este servicio de transmisión de datos y de comunicación se haga extensivo a los productores y emprendedores”.

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya explicó que se trata de créditos que “*pretenden dinamizar y actualizar el parque automotor de las empresas que prestan servicios en la provincia del Neuquén*”. Dijo que con la operatoria se financia hasta el 90 por ciento de la inversión y la consideró “una herramienta más que acercamos al sector privado para que se consolide en la actividad turística que está desarrollando”.

Aseguró que el nuevo acuerdo con el CFI forma parte de “un plan de trabajo que fuimos elaborando desde comienzos de gestión” con el objetivo de “elaborar estrategias y acciones de gobierno en conjunto con el sector privado”. Destacó que al trabajo con los privados se le dio un “marco legal importante” a través de leyes que benefician al sector productivo.

Bertoya explicó que con el CFI “hemos desarrollado un trabajo de complementación y de integración permanente”. Recordó como dos antecedentes de esta tarea conjunta a los fideicomisos destinados a adquirir tractores y maquinarias para el sector frutícola y otro para la provisión de tractoelevadores a la industria.

Además, el ministro puntualizó que la provincia firmó acuerdos con distintas entidades bancarias con el objetivo de subsidiar tasas de créditos para emprendimientos productivos y que también se obtuvo financiamiento externo a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap). “Hay una acción de construir instrumentos para que el sector privado se desarrolle y tenga ventajas competitivas en la provincia”, indicó.

Participaron también del acto la vicegobernadora Ana Pechen, las ministras Coordinadora de Gabinete, Zulma Reina y de Hacienda y Obras Públicas, Esther Ruiz; los secretarios de Estado de Educación, Cultura y Deporte, Ernesto Seguel y de la Gestión Pública y Contrataciones, Rodolfo Laffitte; el director de Recursos Financieros del CFI, Ramiro Otero; diputados provinciales, empresarios, subsecretarios y presidentes de organismos provinciales, entre otras autoridades.

Más información y detalles del crédito