Prensa Turística

Exitoso homenaje al Che en Neuquén Capital

25 Octubre, 2010

El pasado miércoles 20 de octubre a las 19 horas se abrieron las puertas de la Universidad del Comahue para dar paso a cientos de visitantes que disfrutaron de una exposición fotográfica itinerante sobre la vida del Che, que estuvo integrada por imágenes de su infancia, la vida familiar en Argentina, sus viajes y la intensa actividad revolucionaria llevada a cabo tanto en Cuba como en el Congo y Bolivia, donde finalmente lo encontraría la muerte. Este material fue cedido por el Centro Che de La Habana a La Pastera.

Posteriormente el encuentro siguió con la presentación de un audiovisual realizado por La Pastera, en el que se recorrió la labor de este joven museo de San Martín de los Andes, durante sus dos primeros años de vida, que incluyó las actividades realizadas a nivel local, nacional e internacional.

Haciendo referencia a este último punto, se mostró el avance del programa turístico-cultural “Los Caminos del Che”, que llevan adelante los diferentes espacios de homenaje a la figura del líder revolucionario en la Argentina conjuntamente con el Ministerio de Turismo de la Nación.

El carismático Carlos “Calica” Ferrer, quien a través de anécdotas y fotografías recordó al hombre detrás del mito. Con emotividad, trajo al presente vivencias de la infancia y juventud de Ernesto en Alta Gracia, y el viaje que realizaron juntos en 1953, que deparó su compromiso y entrega para con los pueblos de Latinoamérica.

Una de las anécdotas que Calica compartió con los presentes fue la travesía por el lago Titicaca, donde una fuerte tormenta los azotó y casi con la tragedia a flor de piel, Ernesto no perdió en ningún momento la calma. “Yo rezaba a todo lo que encontraba, y lo miraba a él que estaba muy tranquilo. Su tranquilidad fue la que me salvó”, expuso Ferrer, quién fue declarado Huésped de Honor de Neuquén luego de la ronda de preguntas generada por los presentes.

Finalmente, la palabra estuvo a cargo de Darío Fuentes, Director Nacional de La Pastera, quien hizo la presentación de la réplica digital del Diario del Che en Bolivia. Esta novedosa herramienta de difusión multimedia se desarrolló conjuntamente con el Centro Che de La Habana y consta de dos partes: un cuaderno y una agenda, y se complementa con fotografías, diarios de otros combatientes y notas de la prensa boliviana de la época. Próximamente, este material también podrá ser consultado por quienes visiten el museo de San Martín de los Andes.

Sobre La Pastera

En la esquina de Rudecindo Roca y Sarmiento, pleno centro de la hoy turística San Martín de los Andes, ejercicio de imaginación mediante, no resulta difícil evocar a Ernesto Guevara de la Serna y Alberto Granado, dos jóvenes que arribaron a esta aldea de montaña a fines de enero de 1952.

Los trabajadores del Parque Nacional Lanín fueron quienes asistieron a aquellos aventureros en su primer viaje por Latinoamérica y les permitieron alojarse en la llamada “Pastera” (lugar donde se guardaba el pasto).

Desde el ingreso a La Pastera se aprecia la voluntad estética de conservar el espíritu de mediados del siglo pasado, con la presencia de un expendedor de nafta similar al que estaba ubicado en el enclave cuando Ernesto Guevara y Alberto Granado pasaron allí la noche. El galpón que supo alojarlos está reciclado con parámetros de museología y arquitectura moderna.

Traspasando la puerta hay un completo sector de librería, único espacio construido íntegramente a nuevo, que ofrece joyas de colección: materiales, publicaciones, fotos y libros editados por el Centro de Estudios Che Guevara de La Habana.

En la sala principal, los paneles dinámicos e informativos recrean la vida del líder revolucionario, con una biografía ágil y fotografías inéditas. Los paneles temáticos que completan la muestra acercan la visión del Che sobre los trabajadores, la juventud, su concepción del hombre nuevo, Fidel Castro y la familia. Cálidos y precisos a la vez, los textos van sumergiendo al visitante en su apasionante historia de vida.

Otra forma de acercarse a la vida del Che es a través del multimedia, producido por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE). Entre escritos, videos, música y fotografías se destaca el audiovisual institucional que incluye, además, la historia del Museo. Otro soporte informativo es una pantalla de plasma donde se reproducen en forma permanente audiovisuales, discursos y entrevistas.

La ayuda visual, en donde se puede ver a Ernesto Guevara en medio de discursos multitudinarios hablando no tanto como un referente político sino como un ciudadano más, es un punto que distingue a este sitio, ya que allí su historia es narrada por sus mismas palabras, sus cartas, sus textos y por su familia.

El recorrido, que también cuenta con un homenaje a los desaparecidos durante la dictadura militar, termina en el entrepiso de la sala donde se puede observar una ambientación con fardos de pasto, espacio original donde durmieron Guevara y Granado en el verano de 1952.

Finalmente, al aire libre se dispone un anfiteatro donde se desarrollan actividades cuando las temperaturas lo permiten.

La Pastera, museo del Che no es un museo más. Es un refugio para la historia, el análisis y la reflexión sobre uno de los personajes más emblemáticos de la historia, que todos nombramos, pero no muchos conocemos.

Datos útiles:

La Pastera, museo del Che – Rudecindo Roca y Sarmiento – San Martín de los Andes – (54 02972) 411994 – info@lapasteramuseoche.org.arwww.lapasteramuseoche.org.ar

Horario: todos los días de 9 a 20. Los martes permanecerá cerrado.

Valor de la entrada:
Residentes y afiliados a ATE: gratis
Jubilados y estudiantes: $3
Visitantes nacionales: $5
Visitantes extranjeros: $10