Prensa Turística

Distinguidos profesionales reconocen la calidad de los vinos artesanales neuquinos

26 Mayo, 2016

Carlos Catania y Silvia Avagnina, a cargo del Curso de Interpretación Sensorial del Vino, resaltaron la mejora en la calidad de los vinos caseros y artesanales producidos en Neuquén.

Una de las conclusiones de la tercera edición del Curso de Interpretación Sensorial del Vino en Neuquén, es que los vinos artesanales y caseros han logrado un crecimiento notable en los últimos años. “A veces uno no logra diferenciarlo de vinos de bodega industrial”, indicó Carlos Catania, ingeniero agrónomo y quien dicta, junto a la enóloga Silvia Avagnina, el curso desde 1989.

Ambos profesionales, provenientes de la EEA INTA de Luján de Cuyo Mendoza y reconocidos a nivel nacional e internacional, resaltaron las mejoras alcanzadas por los elaboradores asesorados por el Programa de la Cadena de Valor Vitivinícola del Centro PyME-Adeneu, organismo dependiente del ministerio de Producción y Turismo.

A través del proyecto “Incremento de la asistencia vitivinícola al elaborador de vino casero y artesanal” son asesorados 18 elaboradores ubicados en Senillosa, Neuquén capital, Centenario, Plottier, Buta Ranquil, Chos Malal, Bajada del Agrio y Taquimilán. De forma periódica son visitados por técnicos del Centro PyME-Adeneu y por reconocidos enólogos de la región, quienes acompañan el proceso de elaboración.

En los tres años de realización del curso en Neuquén, Catania comentó que el público que participa proviene de ámbitos diversos, como enólogos, ingenieros agrónomos, periodistas, cocineros, sommeliers, amantes del vino y elaboradores. “Es decir que está toda la familia del vino reunida. Entonces, cuando uno discute un vino lo debate desde distintos ámbitos, desde el punto de vista técnico-enológico, y la combinación del vino con las distintas comidas, y eso hace que el curso sea mucho más interesante”, dijo.

Durante el curso hizo su aporte Mauricio Couly, maestro quesero, chef y dueño de “La Toscana” para brindar una charla sobre queso y vinos. “Los quesos son una materia pendiente en la Argentina, y que se estén haciendo tan buenos vinos hace necesario desarrollar mejor los quesos. Aportar en el buen consumo del queso artesanal es interesante”, señaló.

Por último, Catania consideró que “la cultura del vino ha crecido muchísimo pero todavía falta. Se ha generado un cambio importante en las comidas, como el aceite de oliva y los quesos. Saber con qué comida un vino queda mejor, eso es la cultura del vino”.

El curso se realizó del 10 al 20 de mayo en el auditorio del Centro PyME-Adeneu, con el financiamiento del CFI a través de la secretaría del COPADE.