Prensa Turística

El pueblo mapuche celebra hoy el We Tripantu Año Nuevo Mapuche

23 Junio, 2009

La comunidad anfitriona es “Kemé newen peutún Tañiché”. Según informaron se prevé que vengan observadores internacionales de la ONU para analizar los reclamos planteados en ese ámbito.

Durante toda la jornada compartirán los preparativos para reunirse en la noche en el “Kunito” – una empalizada de resguardo y alrededor del fuego – a compartir historias, experiencias y volcar los objetivos para el año que se inicia entre los que se destacan fortalecimiento de las nuevas organizaciones y recuperación de territorio con participación de todas las comunidades en cada acción que se lleve a cabo.

A medida que vaya cayendo la tarde, cada uno de los presentes tomará leños y los llevará hasta el lugar adonde se encenderá el fuego sagrado que no debe apagarse hasta terminada la ceremonia del día siguiente. El encuentro sirve para socializar y hacer un balance de lo hecho durante el año y plantear objetivos concretos para el año que se inicia.

El Wiñoy Xipantu es un término del mapudungún que significa “el año que vuelve” y designa un momento de vital importancia para la comunidad mapuche.
Es, para la cultura mapuche, un tiempo de renacimiento, en el que las plantas recuperan sus brotes y los animales se prepararan para la reproducción, además el cosmos y las personas renuevan su espíritu para comenzar un nuevo ciclo natural.

Llegada la noche, las familias de la comunidad se reúnen alrededor de un gran fogón, donde depositan alimentos, cantan y practican danzas tradicionales junto a la fogata.

En las rogativas comunitarias se utiliza el cultrum, es un instrumento sagrado de carácter religioso y espiritual que representa la esencia natural de la cultura en toda su dimensión. Su estructura alude al universo, que articula e interrelaciona con las fuerzas sobrenaturales, refleja el movimiento de la tierra, el sol, la luna y la vida del ser humano.

Estos elementos están plasmados en la representación de los polos sur-norte-oriente y occidente a través de las líneas horizontales y verticales, los puntos cardinales, las estaciones del año y las cuatro etapas de la vida según la concepción mapuche.