Prensa Turística

Neuquén asistió al Encuentro de Emprendedores de la Red Argentina de Turismo Comunitario

12 Noviembre, 2009

En las jornadas estuvieron representados, además, alrededor de 35 pueblos originarios de Misiones, Entre Ríos, Formosa, Catamarca, Salta, Santiago del Estero, Mendoza, Jujuy, Tucumán, San Juan y Río Negro. Desde Neuquén viajaron el Longko y la Werken de la Comunidad Curruhuinca, Ariel y Blanca Epulef; y el Longko de la Comunidad Mañke con un acompañante, Juan Carlos Maripil y Eduardo Hermosilla, respectivamente.

También estuvieron presentes representantes técnicos de los organismos de Turismo de las diferentes provincias acompañando a las comunidades, entre ellos representantes de la Dirección General de Planificación y Gestión del Desarrollo Turístico de la Subsecretaría de Turismo de la Provincia del Neuquén, de la Administración de Parques Nacionales y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

El objetivo general de la reunión consistió en generar un espacio de encuentro e intercambio de experiencias entre emprendedores de turismo rural comunitario, con el fin de compartir experiencias en vistas a incentivar la creación de la red argentina de turismo rural comunitario.

En este sentido, los objetivos específicos fueron: facilitar el intercambio de experiencias y visiones entre emprendedores, para la conceptualización consensuada del turismo rural comunitario en el país; incentivar el diálogo y la evaluación crítica y constructiva de las experiencias de turismo en comunidades campesinas e indígenas, a fin de compartir metodologías de trabajo, analizar impactos y generar acciones favorables al respecto y establecer las bases intencionales y proyecciones a corto y mediano plazo, para la construcción participativa de la red argentina de turismo rural comunitario.

Cabe destacar que el Proyecto Red Argentina de Turismo Rural Comunitario tiene como misión “contribuir al desarrollo local mediante el fortalecimiento de la autogestión comunitaria del turismo por parte de pueblos originarios y comunidades campesinas, sustentado en sus principios de reciprocidad, participación y valoración del patrimonio natural y cultural; garantizando el respeto de los territorios y la identidad”.

El Turismo Rural Comunitario se define como un modo de autogestión de la actividad turística, construida y gestada por organizaciones territoriales de comunidades originarias y campesinas radicadas en ámbitos rurales. El intercambio con los viajeros, la experiencia vivencial, la diversidad de servicios y la puesta en valor del patrimonio cultural y natural son parte fundacional de este tipo de actividad.

El proyecto promueve la metodología del desarrollo rural participativo apoyado en las organizaciones comunitarias y en sus procesos. En este sentido, resulta sumamente necesario generar un espacio de encuentro entre los diferentes emprendimientos comunitarios de turismo y artesanías que se desarrollan en el país. Para ello, fueron convocados representantes de experiencias asociativas de organizaciones indígenas y campesinas involucradas en gestión y comercialización comunitaria del turismo y artesanías.

Al comenzar el encuentro, cada uno de los pueblos originarios realizó una presentación detallando la organización a la cual pertenecen, los productos o servicios que ofrecen a los turistas, dando a conocer fecha de inicio, quiénes son los encargados de la toma de decisiones y dando su opinión respecto al concepto de turismo comunitario, de acuerdo a las consignas otorgadas por los organizadores.

Luego de las presentaciones se realizó un trabajo con metodología de taller, en la cual los asistentes discutieron, expusieron y analizaron en grupos heterogéneos los siguientes puntos: ¿Qué entendemos por Turismo rural Comunitario?: La organización comunitaria y la gestión comunitaria del turismo. La red como un modo de organización social para el turismo comunitario en Argentina: Actores relacionados, organizaciones y redes.

Durante el fin de la jornada, el pasado sábado, se compartió un espacio de integración con música, cantos y bailes típicos de los participantes. Se realizó una exposición de artesanías, debido a la gran cantidad de material que aportaron desde las diferentes provincias. Hubo reflexiones finales sobre el concepto y criterios del turismo rural comunitario en el país, se elaboró en forma participativa una declaración o manifiesto del encuentro y una evaluación de las Jornadas, acciones propuestas y compromisos.

Para finalizar, cabe indicar que la participación de los representantes de las comunidades neuquinas en el encuentro fue destacable, siempre se mostraron dispuestos a exponer sus ideas, modos de trabajo y dificultades identificadas para el desarrollo del turismo.