Prensa Turística

El Parque Nahuel Huapi se renueva para el turismo

11 Noviembre, 2010

El 2010 pasará a la historia como uno de los años más importantes del Parque Nacional Nahuel Huapi de Bariloche, en función de la fuerte inversión del Gobierno nacional en obras de readecuación y modernización en sus sectores más tradicionales y conocidos, tareas que además estaban largamente postergadas.
Sólo en este año se invirtieron 28 millones pesos, entre obras ya ejecutadas, otras en desarrollo de próxima inauguración y licitadas a ejecutarse este verano.
En la Isla Victoria, a donde va una de las excursiones más demandadas de Bariloche y Villa La Angostura, rehicieron las pasarelas de madera de todos los senderos, al igual que en el Bosque de Arrayanes, parte del mismo paseo lacustre.

En ambos lugares repararon los senderos, construyeron nuevos grupos sanitarios y dispusieron moderna señalización. Trabajos similares mereció el sendero al mirador de la Cascada de los Cántaros, otra de las excursiones tradicionales del Parque; y construyeron sanitarios en el lago Guillelmo. También este año el Parque sumó subcentrales de incendios en los Rápidos del río Manso, Pampa Linda en el cerro Tronador y Villa La Angostura, reinauguró la histórica Casa Anchorena en la Isla Victoria, y comenzaron los trabajos de recuperación de las otras dos viviendas originales de ese sector, emplazadas hace más de 100 años.

Entre las obras ya licitadas, a ejecutar este verano, están las mejoras en los senderos de alta montaña que van a los refugios Jakob y Emilio Frey, y la construcción de cinco muelles para Los Césares, Piedras Blancas, Puerto Gross y Puerto Radal.
El intendente del parque, Juan Salguero, dijo a El Argentino que el financiamiento de todas estas obras fue gestionado por el ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, ante el Banco Interamericano de Desarrollo.

Son obras muy esperadas e importantes para el Parque, porque van en beneficio de millones de turistas y a la vez se relacionan con la necesaria conservación del área, para contar con una industria turística sustentable destacó.
Explicó que las subestaciones de incendios “son muy importantes porque forman parte de una descentralización operativa, con la presencia de brigadistas y equipos más cerca de los lugares en donde se producen los siniestros, y además son centros preparados para la atención de accidentes y perdidos en las montañas”.