Prensa Turística

Continuan los trabajos del Profode para desarrollar el turismo en el norte neuquino

7 Enero, 2011

Representantes de Nación, provincia y la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) mantuvieron una reunión con el fin de evaluar y programar las actividades que se desarrollan a través del Programa de fortalecimiento y estímulo a destinos turísticos emergentes (Profode) en relación al eje de trabajo vinculado al fortalecimiento de emprendedores contemplado en el programa.

De la reunión participaron la coordinadora nacional del Profode, Cristina Morales; el coordinador de la Fundación de la Universidad Nacional del Comahue para el Desarrollo Regional (Funyder), Lic. Rodrigo González; la coordinadora provincial del mencionado programa, Lic. Carolina Molíns, al igual que técnicos de las áreas de Inversiones Turísticas, Servicios y Actividades Turísticas y Marketing de la subsecretaría de Turismo.

Sobre el encuentro, el subsecretario de Turismo a cargo, Lic. Sebastián González, precisó que una de las líneas de trabajo posibles es ampliar la red asociativa, pero también está propuesto “trabajar en el diseño de nuevos productos asociativos turísticos que estos emprendedores puedan llevar adelante y en ir ajustando los mecanismos de financiamiento que la provincia ya tiene para este tipo de perfil emprendedor”.

El subsecretario explicó, en referencia al norte neuquino, que “estamos hablando de una zona turística de la provincia que tiene todavía una muy pequeña base empresarial” y en este caso el Profode sirve para ayudar a los emprendedores turísticos a trabajar asociados.

Indicó que la red asociativa que se armó en los primeros meses de aplicación del programa incluye a empresarios de distintos rubros, “desde la gastronomía a los servicios de cabalgatas, trekking, guía de montaña o transporte turístico”. A ellos, agregó, se les ofreció “una asistencia técnica para la asociatividad microempresarial en materia de desarrollo turístico”, que estuvo a cargo de un equipo técnico de la Fundación de la Universidad Nacional del Comahue para el Desarrollo Regional (Funyder), con el acompañamiento del Ministerio de Turismo de la Nación y de la subsecretaría de Turismo provincial.

Por su parte, Cristina Morales explicó que el programa tiene varias líneas de trabajo, “donde una es la de emprendedores pero otra tiene que ver con el fortalecimiento institucional, y para eso se trabaja con todos los gestores turísticos de todas las localidades y también sobre mejoras en la infraestructura vinculada a turismo”.

Señaló que se han hecho transferencias para mejora en algunos atractivos y hay previstas otras, “por ejemplo en las lagunas de Epulafquen y en Domuyo donde se van a hacer intervenciones en centros de visitantes”. Agregó que la idea es poner en valor las áreas protegidas de la región y con este trabajo “se fueron identificando algunas obras de infraestructura, para luego trabajar con los emprendedores”.

Otro tema que también se va a desarrollar con el programa es que “a partir de la priorización de productos turísticos que realizó la subsecretaría en la zona, nosotros podemos colaborar con el desarrollo de esos productos y su promoción”, concluyó Morales.

Rodrigo González, representante de la UNCo, explicó que comenzaron a trabajar en agosto con un equipo técnico que se conformó para desarrollar las tareas técnicas del Profode. “Ahora estamos trabajando en las estrategias para pensar el desarrollo turístico en la zona norte, a partir de un trabajo asociativo de los prestadores”, señaló.

Agregó que se busca que los prestadores se conozcan, “que juntos tengan más fuerza, que aprovechen la sinergia que implica la asociatividad”. Y detalló que el rol de la UNCo se basa en diferentes líneas, “una es el asesoramiento técnico donde se trabaja en forma grupal y por otro lado se trabaja en instancias individuales con cada emprendedor en lo que se denomina asistencia técnica, que tiene que ver con intentar resolver desde nuestro saber cuestiones vinculadas a habilitaciones, líneas crediticias, desarrollo de productos, forma de comercialización y promoción”.

Acerca del PROFODE:

El Profode tiene como propósito fundamental generar procesos de desarrollo en destinos turísticos emergentes. Su implementación se enmarca en la estrategia de redireccionamiento de flujos turísticos para el crecimiento equilibrado de la actividad en el territorio nacional, observando una correspondencia con otros programas y con las premisas que sostiene el Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable 2016.

El programa incluye diversos destinos de aplicación en todo el país y organismos involucrados de acuerdo al área. En Neuquén, la zona de aplicación es el denominado Corredor Neuquén Norte, donde se trabaja con la subsecretaría de Turismo de Neuquén, los municipios de Andacollo, Huinganco y Las Ovejas; y también las comisiones de fomento de Manzano Amargo y Varvarco.