Notes de Couleur

“La trucha de mi vida” por Mariano Mohabed

3 décembre, 2012

El río Limay en toda su extensión, desde su naciente hasta su desembocadura en el Río Negro, guarda rincones muy interesantes para la práctica de la pesca deportiva. El sector denominado Limay Medio, es uno de los sitios favoritos de pesca de truchas marrones de muy buen porte. Ésta es la historia de Mariano Mohadeb, un pescador que de la mano del guía Mariano Srur, se encontró con una fantástica trucha en una jornada que quedará grabada en su memoria para siempre.

Limay Medio un lugar ideal para la pesca

Esta anécdota se originó un día domingo, a pocos días del inicio de la temporada de pesca pasada. Mariano Mohadeb vivió una experiencia con la que cualquier pescador soñaría, junto con el guía de pesca Mariano Srur en el acceso al río conocido como Bajada Colorada, cerca de Piedra del Águila. Esa zona es muy famosa ya que en los meses de marzo y abril las truchas comienzan a migrar río arriba. Son truchas adultas de excelente porte, en el mes de noviembre no es usual encontrar peces de gran tamaño. Sin embargo Mariano se encontró con una trucha marrón de más de 4 kilos y lo cuenta de ésta manera:

Comienza la aventura en las aguas del Limay

“La vimos por primera vez hace casi media hora, cuando saltó a unos 20 metros del bote. Ahora, está a dos metros de Mariano (el guía) que se maldice por no haber traído su copo más grande. En el último intento, inexplicablemente la trucha no entró en la red… pero habrá otro.”

“Los tres nos movíamos por las tranquilas pero abundantes aguas del Limay Medio, en el comienzo de la temporada.”

La trucha es una marrón residente que la balanza marcó 4,550 kilos, difícil de encontrar en esta época del año. Sin duda, alguien se encargó de ponerla ahí.”

“Mi caña es una Sage Nº 4 de 9 pies que compré nueva en una barata de cierre de temporada, junto con una línea de hundimiento medio de oferta, que en cualquier momento puede entrar por enésima vez al agua.”

“Por mi cabeza pasan súplicas permanentes, pese a mi agnosticismo: ¡Ay dios, que no se me escape! También recuerdos imborrables como el de mi viejo queriéndome hacer pescar en el Río de la Plata con langostinos que reposaron en limón. Y otros recuerdos demasiado recientes que me inquietan: el nudo del líder a la Woolly Bugger – negra por supuesto – y mi anzuelo sin rebaba.”

“Trato y logro despojarme de todo y pensar solo en lo que tengo que hacer: no cometer errores de esos que más de una vez me arrancaron insultos inmensos y hasta alguna lágrima de bronca. Por momentos escucho que el guía me habla, pero no sé bien qué me dice.”

“Ya salté del Mackenzie (bote con remos) y la trucha está otra vez sobre la costa y seguramente querrá correr nuevamente hacia el medio del río. O no…

Son las 11 de la mañana del primer día de pesca y estamos en el agua desde hace sólo un rato. Ya falta poco, muy poco…”

“Esta vez retrocedo sobre la costa para que Mariano pueda meterla en el copo más fácilmente. Puede que ya no quiera correr, aunque dudo que vaya a entregarse. Fundamentalmente porque ella es dueña de su tiempo y por ahora también del mío, algo que lógicamente me complace y también merezco.

Finalmente en la red, la trucha de mi vida

¡La tengo!

Finalmente Mariano la toma del copo y sonríe victorioso. Su lucha y la ayuda del guía dieron sus frutos. Una experiencia inolvidable: cada segundo con la trucha en las manos es invaluable.

Mariano finalmente la devuelve a las aguas del Limay para que su vida continúe y otros pescadores puedan quizás llegar a vivir la misma experiencia que vivió él.

Finalmente en la red, la trucha de mi vida

A todos aquellos que se apasionan por esta actividad, pueden comprender lo que Mariano sintió ese domingo de noviembre. Esperemos que el inicio de la nueva temporada, reciba a los pescadores con historias como éstas.

Suerte para todos, y recuerden adquirir antes de salir a pescar adquirir el carnet correspondiente y respetar las condiciones de pesca deportiva estipuladas en el Reglamento 2012- 2013.

Para contactarse con el guía de pesca Mariano Srur: www.riolimaymedio.com