Prensa Turística

Neuquén distinguió directrices de calidad turística para termas.

3 septembre, 2010

La Subsecretaria de Turismo de la Provincia del Neuquén informa que en el III Congreso Nacional de Calidad Turística, realizado dias atrás en la ciudad de Puerto Madryn (Provincia del Chubut), el Centro de Balneoterapia de Copahue como el Spa Termal de Neuquén capital obtuvieron la distinción de las directrices de Calidad Turística de Termas que fueron diseñadas por la Secretaría de Turismo de la Nación y coordinadas a nivel provincial por la Subsecretaría de Turismo de Neuquén y el Ente Provincial de Termas.

Este distintivo es un valor agregado que posiciona los recursos termales provinciales y sus servicios, distinguiéndolos frente a la demanda.

Las directrices han sido diseñadas desde el Ministerio de Turismo y se enmarcan en los lineamientos planteados en el Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable Argentina 2016, en torno a la Gestión Integral de la Calidad de Destinos Turísticos.

Su aplicación constituye una de las estrategias planteadas en el Plan de Gestión del Turismo 2008-2011 que fuera elaborado desde la Subsecretaría de Turismo de la Provincia,a través de los Programas de Investigación y Desarrollo Estratégico de Productos Turísticos” y de Planificación Estratégica por Zonas y Destinos Turísticos”. Ambos programas son coordinados desde la Dirección General de Planificación y Gestión del Desarrollo Turístico perteneciente a este organismo.

De acuerdo al Manual de Directrices de Calidad para Termas de la SECTUR, las directrices son pautas voluntarias de acción que, bajo la forma de recomendaciones y especificaciones técnicas extraídas de la experiencia y de los avances tecnológicos y científicos, se adaptan a múltiples realidades y promueven la concientización de los diversos actores involucrados en la actividad turística”.

De esta manera, los objetivos de su aplicación fueron: sensibilizar a las organizaciones termales sobre aspectos mínimos que deberían contemplar en su gestión; brindar un marco de referencia para la gestión de las organizaciones termales, que oriente hacia la mejora de la calidad de los servicios y la calidad ambiental; proveer una herramienta práctica para la implementación de sistemas de calidad que contemplen de manera integral la satisfacción del usuario, la seguridad e higiene, la preservación de los recursos naturales y culturales, así como el respeto y desarrollo de la comunidad local y promover la adopción e intercambio de buenas prácticas entre las diferentes organizaciones termales.

Entre los beneficios que trae la mencionada distinción se encuentra “garantizar la calidad ambiental y del servicio, solucionando problemas y atenuando impactos, a partir de la gradual y persuasiva implementación”. En este sentido, los prestadores turísticos implicados directamente no serán los únicos beneficiarios de la aplicación de las directrices si no que, además, las mejoras en la calidad de los servicios turísticos en general, permitirán incrementar la demanda favoreciendo el desarrollo de las comunidades locales. De igual manera, la preservación de las condiciones ambientales de los recursos termales implica sostener y evitar el deterioro de los mismos, razón por la que su adecuada gestión mitiga los gastos necesarios para ello y asegura la preservación de espacios naturales para el disfrute tanto de turistas como de miembros de la comunidad.

tapas de implementación

A lo largo del proceso de distinción de estas directrices en particular se atravesaron diversas etapas. La primera fue la Etapa de Pre-lanzamiento y se caracterizó por ser el primer contacto del destino y sus responsables políticos e institucionales con las Directrices y la metodología de implementación y la obtención del compromiso de participación.

A continuación se inició la Etapa de Lanzamiento, caracterizada por la presentación del proyecto y su desarrollo entre los participantes; la obtención de las adhesiones de los participantes y la coordinación general del proyecto. En tercer lugar se concretó la Etapa de Desarrollo durante la cual se abordaron cuestiones asociadas a los ejes temáticos de las Directrices y se proporcionó la asistencia técnica necesaria a los requerimientos de las directrices mediante visitas individualizadas a las empresas y la generación de soluciones por sinergia colectiva.

Una vez finalizadas estas etapas de implementación se concretó la evaluación de manera positiva del Centro de Balneoterapia de Copahue y el Spa Termal de Neuquén, obteniendo ambos la distinción tendiente a posicionar los recursos termales provinciales.