Notas Coloridas

Pequeños reflejos del interior del bosque Andino Patagónico

16 fevereiro, 2018

Leo Ridano, es diseñador gráfico, fotógrafo y amante de la naturaleza. Una combinación perfecta que logró potenciar en el interior del bosque Andino Patagónico. Allí, a través de la fotografía logra captar desde el arte, la esencia de todo lo pequeño que compone este maravilloso mundo desconocido para muchos.

↑ Bosque andino patagónico

Retomando una buena vieja y linda costumbre, compartimos esta nota realizada hace un par de años, y de la cuál nos seguimos maravillando con el arte fotográfico y la historia que la misma nos transmite!

“De chico quise ser fotógrafo pero a la hora de estudiar no encontré una carrera seria de fotografía, así que estudié diseño gráfico en la Universidad de Buenos Aires. Diversos caminos lograron que termine trabajando durante quince años en las agencias de publicidad más grandes de Capital Federal. En aquel tiempo en publicidad se ganaba muy bien, lo que me permitió comprarme mi departamento, un auto y viajar por el mundo. Pero con el tiempo me di cuenta que no era lo mío. Finalmente abandoné la publicidad y, antes de empezar con lo que siguiera (que no sabía qué sería) me fui a peregrinar a Santiago de Compostela, España. Y eso si cambió mi vida. Al final del “Camino”, decidimos con mi esposa tener un hijo e irnos de Buenos Aires. El tiempo, amigos y vaya a saber cuántas circunstancias, lograron que el destino final fuera la Patagonia. Así que nos mudamos, con mi esposa Andy y nuestra hija Alegría, en diciembre de 2001.

↑ Hongo Macrolepiota procera

“Cada día caminaba por la montaña cercana a casa por horas. Siempre me gustó caminar y me atrajeron los bosques, el poder hacer ambas cosas cada día era un regalo hermoso. No tardó mucho en intrigarme cada partecita que veía del bosque, qué plantas serían y porqué se desarrollaban de determinada manera. Compré libros que me ayudaron a identificar las especies que pudiera cruzarme en mi paseo.

↑ Lirio verde

Hablaba con guardaparques, pobladores y cada uno me iba contando detallecitos del bosque. Así fue como vuelvo a conectarme con la fotografía, por lo que decidí comenzar la carrera. Una materia de la misma, era salir a la montaña y tomar fotos. Eran las dos cosas que más me gustaba hacer, caminar y fotografiar!

↑ Hongo Lengua de vaca

Luego me propuse hacer una guía del bosque, así que pensaba en estos detalles como toques de color en el diseño de la guía, acompañando las fotografías de los otros participantes. Y así fue como empecé a leer los carteles y ver los hongos, las flores, zarcillos y tantas cosas bellas escondidas en la naturaleza…”

↑ Voqui blanco

“Empecé a salir casi todos los días, ya no esperaba los lunes de salida con el grupo, fotografiaba en casa o iba a la montaña cercana. Así las caminatas se fueron interrumpiendo cada vez más, ya que me detenía constantemente y llegaba a pasar horas tirado en el piso viendo cosas, intentando retratar lo que para mí eran rarezas. Aún hoy, ingresar en el bosque es perderme por horas. Me cautivan sus sonidos, sus olores, las luces que varían constantemente. Suelen ser lugares muy tranquilos donde puedo conectarme conmigo mismo y relajarme.”

↑ Mariposa ojitos del sur

*“El bosque Andino Patagónico, me encanta por lo cambiante que es, al menos para mis ojos.* Suelo recorrerlo desde el lago Tromen hasta Esquel y me impresiona como va cambiando, sus especies, sus momentos: la explosión de colores del otoño en la zona del lago Curruhué Grande y en la zona de Siete Lagos, los imponentes coihues por Villa La Angostura, los raulíes en el Epulaufquen bajando por el Escorial, o los robles pellín cerca de San Martín de los Andes.”

↑ Bosque Andino Patagónico

“Pero el árbol es la columna del bosque, no es el bosque en sí. Las diferentes especies de árboles solo modelan el inmenso y maravilloso mundo que encontraremos dentro. Según el tipo de árbol será la especie de pájaro que predomine o que pueda encontrar, también el tipo de hongos más común. La época del año cambiará las luces que encontraremos dentro, tanto como la humedad que pueda haber. No sé cómo describirlo, es absolutamente bello!”

↑ Hongo Schizophillum commume

“Con el tiempo y tras mi objetivo, conocí botánicos, micólogos, ornitólogos, amantes de las aves, entre otros, que me ayudaron a ir armando un catálogo inmenso de fotos ya perfectamente identificadas”.

↑ Callisphyris macropus

“Siempre creí que el no saber mucho de naturaleza, me ayuda a ver de una forma más artística, más gráfica y quizá no tan científica. Y a pesar que de a poco me voy metiendo un poquito más en tema, intento no perder esa mirada desde el diseño, desde lo artístico: el juego de colores de las flores, las formas extrañas de los hongos, la textura de un tronco, las simetrías en una hoja y tantas otras cosas que se encuentran constantemente. Calculo que a mucha gente le cuesta ver estos detalles porque es muy diferente vivirlo que solo venir a verlo.

↑ Chaura

Al llegar, uno se asombra por el paisaje (lo macro), las imponentes montañas, los lagos, los ríos, los árboles altísimos, son sumamente llamativos, sorprenden, impresionan y superan las expectativas del visitante, y más si viene con la velocidad de su vida cotidiana. Posiblemente, los que son de ir muchas veces al mismo lugar empiezan a entenderlo de a poco ya que, cuando uno vio muchas veces lo macro, empieza a ver lo micro, los detalles, es decir a ver el bosque desde adentro…”

*Estos son los “Pequeños Reflejos del Bosque Interior”: mis imágenes no son más que pequeños reflejos de mi alma.* Porque uno puede fotografiar solamente lo que uno es y cada uno de nosotros es como un bosque, es decir, una inmensa cantidad de pequeñas cosas que le da forma a un organismo más grande. En tal sentido mi tarea es simplemente captar los pequeños detalles del bosque con un toque de mirada interna…


Leo F. Ridano

Sitio web: www.reflejosdelbosque.com.ar
Blog: leofridano.wordpress.com