Notas Coloridas

Villa El Chocón, el ojal de miles de historias

19 dezembro, 2019

La localidad de Villa El Chocón cuenta con un atractivo único en Sudamérica. Se trata del Museo del Botón creado y diseñado por Mirta Palandri, que mediante una colección de más de 26 mil botones hilvana minuciosamente una increíble muestra. El museo es el ojal de miles de historias.

El botón es un detalle fundamental en la vida cotidiana. Más aún, si nos situamos en Villa El Chocón, el detalle es “gigante”. Es que el botón es un elemento de gran importancia para la humanidad, para el día a día, para el saco, el pantalón o la camisa. Pero también, el objeto está atravesado por el poder, por la ostentación, por el intercambio, por la nostalgia y también, por quienes lo usaron alguna vez.

Sobre la génesis del museo, Mirta Palandri nos cuenta cómo surgió la idea. “En el año 1992 falleció mi mamá, y en medio de esta situación mi papá me insistía que me quede con la lata de los botones de mi nona de mis tías y demás. Había uno de cada clase y no servían ni siquiera para una prenda, y mi papá me formuló una pregunta: `¿Por qué no coleccionas botones?´ y ahí empezó todo”.

Y luego, con el tiempo, Mirta fue incrementando su colección, y fueron sus propias amigas las que la incentivaron a crear algo más grande “Empecé a tener muchos botones y mis amigas me pedían que se los mostrara, pero era trabajoso porque no hay que manosearlos mucho, hay que cuidar el contacto mediante guantes y era un abrir y cerrar de envoltorios para que no se me perdiera la información de cada pieza. Era complejo mostrar en una tarde de mates con amigas todos los botones, entonces fui pensando en la idea de exponerlos. Entonces hice una primera experiencia en el año 2011 en el Museo Carmen Funes de Plaza Huincul, y fue visitado por mucha gente y ahí recibí un estimulo lindo y muy bueno”.

El Museo quedó formalmente inaugurado en el año 2017 con una colección de 26 mil botones, pero agrega Mirta que “ahora estaremos en los 27 mil”, además la muestra integra un retazo de gran importancia para la historia de la educación neuquina vinculada al botóntenemos como patrimonio una carpeta de una alumna de la primera escuela secundaria que hubo en Neuquén, que fue creada en 1943. Esta alumna de 1944 hizo varios trabajos de bordado, como se acostumbraba en aquella época y la carpeta contiene una muestra de cuando aprendió a hacer ojales, y bueno el ojal es para un botón. Es una pieza interesante, vinculada al botón, pero también vinculada a nuestra historia, con la historia de la educación en la provincia, con una mirada también del genero en aquella época con las asignaciones de roles sociales, y es un patrimonio que también nos exigió tener que equiparnos con algunas cosas para controlar condiciones de temperatura y humedad, porque el papel se daña fácilmente”.

En cuanto a los significados de los botones, Mirta dice que muchas veces suelen ser objetos tomados “como un obsequio, como un gesto, y si vamos más atrás en la historia los botones fueron para algunos monarcas hasta ostentación de riqueza y de poder económico, político”. Además, el museo tiene piezas que pertenecieron a personalidades destacadas “tenemos una vitrina donde hay un botón que perteneció a Don Felipe Sapag, un botón que perteneció a Don Jaime De Nevares” y agrega que la colección cuenta con “un botón hecho en filigrana de plata con el diseño de la Mutisia, nuestra flor, hecho por un artesano de Bolivia, tenemos botones de cristal tallado de Austria, tenemos un botón de 38 strass de cuando existía Checoslovaquia, tenemos botones de diente de rinoceronte, también para mostrar el desastre que hace la moda y la alta costura en países africanos, un botón forrado en el cuero de un caballo, hay historias como la de un botón encontrado en el Coliseo Romano”.

El Museo es un lugar colmado de historias, donde se puede experimentar con todos los sentidos, ya que algunos botones se pueden tocar para percibir las texturas. También hay un rincón de lectura para niños y otro para adultos, que cuenta con todas las obras del Doctor Gregorio Álvarez, otro de los patrimonios de interés en la historia de Neuquén. “Tenemos caleidoscopios hechos con materiales reciclables, entre ellos botones, y la vista que nos facilita el caleidoscopio son botones, y al final, luego de todos estos estímulos invitamos a una degustación de botones de chocolate”, agrega Mirta.

El Museo se encuentra ubicado en la calle Cristal de Bohemia, esquina Madreperla, y abre los días viernes, sábados, domingos y feriados de 14 a 20 horas. Se accede por la Ruta Nacional 237, exactamente en el kilómetro 1300 tomando la Avenida 9 de enero (la que lleva a las huellas de los dinosaurios). Entrando por allí, son 5 cuadras hacia el Lago y una hacia la derecha.

Para más información comunicarse al 0299-4901208 o bien vía Facebook: Museo del Botón

La Patagonia y los botones

El Museo del Botón de Villa El Chocón es el único que existe en Sudamérica, y la Patagonia cuenta con una increíble historia ligada a los botones, al intercambio y a la exploración europea de la Patagonia. Se trata del nombre que le asignaron los europeos a un canoero nativo de la isla de Tierra del Fuego. En plena exploración de la Patagonia, el 11 de abril de 1830 el comandante del HMS Beagle, Robert Fitz Roy le indicó a un joven que pasara a su bote y le dio al hombre a cargo de la canoa un botón grande nacarado, el nativo de la etnia yagán fue llamado por Fitz RoyJemmy Button” por el precio del cambio efectuado. Button fue llevado a Inglaterra para que aprenda el idioma inglés y costumbres europeas, para luego de tres años regresarlo a la Patagonia, con la intención de que transmita los valores de la civilización a los habitantes de su tribu de origen.

Del “experimento civilizatorio” y a bordo de la nave de Fitz Roy, viajaba quien por aquel entonces era un joven naturalista, cuyo trabajo posterior modificó para siempre la concepción de la humanidad, Charles Darwin.