Novedades

La Jacana del lejano estero

2 maio, 2020

Una visita inesperada llegó a la ciudad de Neuquén, se trata de una Jacana que se dejó ver mientras caminaba sobre el agua de la Laguna San Lorenzo. Es una especie que habita al noreste del país, en zonas de grandes humedales, muy común de ver en los Esteros del Iberá.

La aparición fue más que intrigante, teniendo en cuenta el asomo de la fauna en las ciudades del mundo entero a causa de la pausa en la actividad humana que generó la pandemia. La fotografía fue tomada por María Fernanda Gauna, mientras trabajaba en los relevamientos que habitualmente realiza el área de Medio Ambiente de la municipalidad de Neuquén.

Con cámara en mano, María Fernanda tomó registro de una Jacana, nunca antes vista en la zona “fue muy sorpresivo y muy asombroso, la vimos entre las 18 y las 19 horas, ya la luz se nos estaba yendo. Estábamos recorriendo la Laguna haciendo el relevamiento de avifauna donde hay mucha presencia de aves, y en un momento nos llamó la atención que ni por el color ni por la forma era un ave de la región. Es una especie netamente acuática muy común de ver en humedales o aguas bajas en el noreste de nuestro país”. La Jacana pesa alrededor de 150 gramos y se destaca por sus patas delgadas y de alargados dedos “esa liviandad que tiene y esos dedos que se ven en la foto le permiten andar caminando sobre la vida acuática”.

Abruptamente el mundo se hizo más callado, la pandemia del Coronavirus obligó a la humanidad a reclutarse y a realizar una retirada sin precedentes. Inmediatamente la naturaleza tomó la iniciativa en todos lados, apunta María Fernanda “justo en un momento como este del mundo, de una pausa en la actividad cotidiana humana. Eso también es sorprendente, aunque es prematuro pensar que es por eso, pero que te queda la intriga del por qué justo en esta situación y tan lejos de su hábitat cotidiano…, deja como una ventanita abierta”.

En cuanto al lugar del hallazgo, María Fernanda cuenta que también llamó la atención descubrirla en la Laguna San Lorenzo, “rodeada del ámbito urbano, porque si bien ahora se ha convertido en un humedal su origen es totalmente antrópico, es parte del accionar del ser humano muchos años atrás, mucho antes de los barrios. De acuerdo a lo que pudimos investigar, era una zona de extracción de áridos y hornos de ladrillos, donde emergieron las aguas subterráneas.

A partir de este tipo de registros quienes realizan observación de aves cuentan con una nueva herramienta para la investigación, “la Jacana no es un ave migratoria y no es un ave de esta región. Muchas veces las especies se van ampliando en su distribución geográfica y aparecen los primeros registros que son llamativos y después ya el interés está puesto en ese registro. Son como alertas, apareció un primer ejemplar que no se sabe cómo llegó, puede significar que esa especie se está ampliando en su distribución geográfica o puede que quede como un ejemplar errático de un momento y un lugar determinado”.

El contexto del hallazgo también obliga a realizar una lectura más profunda sobre la relación con el medio ambiente. En ese sentido, explica María Fernanda: “Es un buen momento para reflexionar, en la carencia que tenemos a veces de poder sentirnos parte de la cuestión ambiental, pensar que cualquier daño que sufre el ambiente nos lo terminamos haciendo a nosotros mismos. Hay que respetar los espacios naturales y poder aprender de ellos lo más que podamos”.

Para observar desde casa algunas aves de la ciudad

La ciudad de Neuquén integra la eco región del monte, que es una de las regiones áridas que tiene nuestro país. Al tratarse de una zona urbana hay especies nativas y otro tanto introducidas. En cualquier plaza o parque aparece el Zorzal patagónico (Turdus falcklandii); 

Calandria grande (Mimus saturninus); Hornero (Furnarius rufus); Paloma picazuró (Patagioenas picazuro); Tordo renegrido macho (Molothrus bonariensis) “en el parque central hay muchos y aunque parezca increíble hay Cardenal común (Paroaria coronata) en el Parque Central” cuenta María Fernanda, y agrega “si se presta atención se puede encontrar ese pajarito chiquito entre gris y blanco con un copete rojo super llamativo, ese es el Cardenal común”.

Alrededor de la ciudad, en las zonas de bardas o de ríos hay otro tipo de especies que si bien no son muy urbanas se las puede ver en los barrios más alejados del centro, como la Lechucita vizcachera (Athene cunicularia) o el Cacholote pardo (Pseudoseisura gutturalis).

Y no olvides al coronavirus lo combatimos entre todos. Respetá la cuarentena #QuedateEnCasa #Neuquén #Patagonia #Argentina