Novedades

Relanzan el polo bodeguero turístico neuquino

28 outubro, 2022

Con la reciente incorporación de la empresa Harvest SA, que ganó el concurso para reactivar las chacras donde funcionaban Grittini y Valle Perdido, el polo vitivinícola de San Patricio del Chañar sumará un proyecto que incluirá -además de la producción de vinos- hotel y canchas de golf y de polo.

El gobernador Omar Gutiérrez acompañó hoy la presentación del proyecto ganador del concurso para reactivar el polo vitivinícola neuquino, perteneciente a la empresa Harvest SA, que invertirá más de 700 millones de pesos en una nueva bodega, hotel y canchas de golf y de polo.

El nuevo complejo vitivinícola y turístico se erigirá en los lotes donde funcionaban las bodegas Valle Perdido y Grittini. El objetivo es que en un plazo de 5 años la nueva bodega, llamada “Alpataco”, cuente con una producción de 320.000 litros de distintos tipos de vinos por segmento, calidad y precio.

La presentación se realizó en el auditorio de Casa de Gobierno con la presencia de los ministros, Jefe de Gabinete, Sebastián González, de Producción e Industria, Facundo López Raggi; de Turismo, Sandro Badilla, de Economía e Infraestructura Guillermo Pons, el intendente de San Patricio del Chañar, Leandro Bertoya, quien fue uno de los impulsores del proyecto vitivinícola neuquino y el tesorero de la Cámara de Bodegas del Neuquén Roberto Schroeder.

El gobernador destacó la política “de poner en valor nuestra riqueza y capacidades mediante los procesos y los acuerdos, que son los que permiten desarrollar los recursos”, y señaló que “esto también es un momento de revancha porque nunca claudicamos en nuestra intención de tener el polo vitivinícola más importante de la Patagonia”.

Indicó que la industria vitivinícola y las bodegas “permiten potenciar la marca y emblema Patagonia en el mundo” y va a generar más trabajo, y destacó los índices de crecimiento de la provincia: “El producto bruto regional ha crecido en los últimos diez años 46 por ciento, si restamos 7 por ciento de la caída por la pandemia, tenemos un 39 por ciento de crecimiento”. Además, recordó que la tasa de crecimiento del empleo privado aumentó un 30,5 por ciento, duplicando el promedio nacional.

“El polo vitivinícola nos permite conectarnos al mundo con una matriz exportadora de la provincia. No puedo dejar de mencionar a todas las pymes, a las empresas públicas que acompañaron, porque esto requiere de eficiencia y de competitividad. Muchísimas gracias a todos los que confiaron y estamos ya ansiosos de ver todo este desarrollo cuanto antes, dando un paso decisivo en el desarrollo estructural y estratégico de la provincia”, aseveró.

Antes de comenzar con su discurso el gobernador tuvo también unas palabras de reconocimiento dedicadas al fundador y promotor del Programa de Desarrollo Agroalimentario de la provincia (Proda), Ariel Zabert, quien falleció esta mañana. Gutiérrez reconoció “su constancia y su perseverancia” para llevar adelante el programa durante casi dos décadas y dedicó un pésame a sus seres queridos.

En tanto el ministro de Turismo, Sandro Badilla, ratificó “la importancia que tiene para el desarrollo de la actividad turística en la provincia el relanzamiento del Neuquén vitivinícola”, porque aseguró que “esta actividad en nuestra provincia está directamente ligada al desarrollo del turismo” y si bien “nuestra provincia es una de las provincias vitivinícolas más jóvenes del país, desde hace algunos años se ha venido afianzando”.

Acerca de la producción vitivinícola provincial 

La provincia cuenta con 1750 hectáreas de vid en producción y 10 bodegas, 8 de las cuales son exportadoras. En el año 2020 se produjeron 8.955.600 kg de uva y 5.814.500 litros de vino, ubicando a Neuquén como la quinta provincia productora de vinos de la Argentina. Los principales destinos de exportación de vino son Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, Alemania y Dinamarca.

El desarrollo de las mayores plantaciones de vides de la provincia se produjo entre el 2001 y 2005 en las zonas de San Patricio del Chañar y Añelo. El primer proyecto surgió en 1997 con la incorporación del eje productivo bajo riego a dicha zona, en campos vírgenes que fueron sistematizados mediante riego presurizado y conducción en cordón bilateral.

El 90 por ciento de la superficie se encuentra concentrada en el departamento de Añelo, distribuida en 38 viñedos entre las localidades de Añelo y San Patricio del Chañar. El porcentaje restante se encuentra distribuido entre los departamentos de Collon Curá, Confluencia, Chos Malal, Lacar, Ñorquín, Puelches, Picunches y Picún Leufú.