Prensa Turística

Copahue a pleno con nueva infraestructura aguarda a más turistas

29 décembre, 2011

“Hemos tenido la visita de muchos turistas durante el fin de semana largo del 8 de diciembre y luego los fines de semana pasados”, informó a través de una gacetilla, la Dirección de Marketing del Ente Provincial de Termas. “Esta tendencia se da en la mayoría de los destinos turísticos”, se agregó.

La llegada de turistas a Copahue provienen del todo el país y del extranjero, aunque se precisó, “que los visitantes del alto valle de Rio Negro y Neuquén son los que más solicitan estadías en esta época.”

A partir de diciembre el centro termal de Copahue recibe a pacientes y turistas con nuevas estructuras y mejoras. El trabajo realizado para la nueva temporada en varios puntos importantes se basa principalmente en 3 ejes: comodidad, seguridad y accesibilidad.

En cuanto a la comodidad se sumaron nuevos espacios de descanso y circulación: recambio de mobiliario y una nueva edificación de vestuarios que incluye un sanitario para personas con capacidades diferentes (accesibilidad). También en este aspecto se levantaron rampas que mejoran la transitabilidad en todas las áreas. En seguridad se elaboró un plan que consistió en capacitación del personal y se construyeron veredas y barandas de contención en lagunas.

Por último, entre otras obras se dispuso de cartelería preventiva e informativa que le permite al visitante una mejor comunicación dentro y fuera del predio.

Reconocido por la excelencia de sus aguas mineromedicinales, fangos, algas y vapores, el complejo hidrotermal de Copahue se ubica en los primeros lugares del mundo en este tipo de actividad tanto medicinal como turística. Termas de Copahue cuenta con sofisticados aparatos medicinales que combinados con minerales y baños, sumado a un equipo interdiciplinario altamente especializado dan como resultado salud, belleza y reláx.

En la mágica postal neuquina que se redescubre en cada estación, Copahue-Caviahue es una tierra especial que alberga tesoros únicos: la araucaria o pehuén, árbol milenario que impone autoridad, fiel a la identidad neuquina que ofrece su fruto, el piñón, tanto a quienes habitan el lugar como a sus visitantes.