Color Notes

La mágica simbiosis de Junín de los Andes

5 November, 2021

Pablo Gil es un fotógrafo cordobés que se destaca en el mundo del Outdoor. A partir de sus trabajos aporta cada día su granito de arena para mostrar lo mejor de los destinos argentinos. Con su lente enfocada en Neuquén, descubrió en Junín de los Andes la obra monumental del Vía Christi y la mágica simbiosis de este rincón de la Patagonia.

Cristo Luz- Junín de los Andes- Pablo Gil-

Su primer contacto con Neuquén fue como turista, con su familia, y de joven con amigos. Nos cuenta Pablo, “conozco Neuquén desde hace mucho tiempo, desde mi adolescencia  por haber hecho algunos viajes familiares y con amigos”, y recuerda su primer incursión profesional en Junín de los Andes en donde tuvo la oportunidad de conocer el Vía Christi “en el 2018 produje un material  para un Hotel de la zona de Junín y me contactó Leonel Madeja, el secretario de turismo de la localidad, que me lleva al Parque Escultórico Vía Christi. Yo no lo conocía…, me pareció un lugar increíble, con una energía muy particular”.

Pesca en Junín de los Andes- Pablo Gil-

Fue durante la Semana Santa de aquel año, cuando pudo captar la obra en todas sus estaciones, capturar imágenes de la procesión y al Cristo Luz durante la noche. En esos días tuvo la oportunidad de conocer al arquitecto y escultor Alejandro Santana “una persona con una sensibilidad extraordinaria”.

En este sentido, Pablo destaca esa posibilidad porque “cuando se ve una obra de este tipo se piensa que los artistas son intocables, es raro. Sin embargo me sorprendió de Alejandro su humildad, su calidez”. Además, comparte su impresión sobre el Vía Christi “Alejandro supo llevar y plasmar un pensamiento y una cultura que es polivalente dentro de una obra que trasciende lo religioso, e interpreta también ese sincretismo de las diferentes culturas de lo que denominamos religión. Sin lugar a dudas es algo que me tocó, que me nutrió y que me hizo mejor y eso es lo que trae la obra de Alejandro”.

Hace varios años que Pablo vive en Brasil, pero su trabajo lo ha llevado a recorrer muchos lugares del mundo. Su nomadismo en el oficio de la imagen lo convierte en un experto en la observación profunda de cada destino al que llega  “Junín es un lugar con una belleza descomunal, fuera de serie. El Lanín, el Lago, el río, pero fundamentalmente por la simbiosis que hay entre la naturaleza, la gente que habita y la gente que adopta el lugar como casa propia, hacen que sea una pequeña villa, pero con un aire cosmopolita a la vez. Por el otro lado tenés lo mejor de los pueblos pequeños donde hay seguridad, tranquilidad, en donde se conoce casi todo el mundo, donde se atiende muy bien al turista. Hay una atmósfera muy particular en esa zona”.

Río Chimehuín- Pablo Gil-

En un tiempo en que la imagen se convierte en la mirada de los lugares por descubrir, Pablo es uno de los tantos responsables de las bellezas que se despliegan en nuestras pantallas. Consciente de ello, destaca que tiene “la oportunidad de trabajar con empresas muy reconocidas  en el Outdoor”, y agrega, “mi función es mostrar a la argentina como destino,  de cierta manera colaboro con mi granito de arena para mostrar desde una perspectiva diferente las bondades que tiene el país para recibir al turismo más exigente del mundo”.

Vista de Junín de los Andes- Pablo Gil

Seguilo a Pablo en → Instagram!