Notes de Couleur

La asombrosa Ciudad Encantada del Norte Neuquino

23 avril, 2020

El norte de la provincia del Neuquén es una región colmada de mitos y leyendas. Algunas son tan asombrosas como escurridizas. Es el caso de la Ciudad Encantada que aparece fugazmente en la penumbra del amanecer y del atardecer en la localidad de Taquimilán Abajo. Asombrosas casas, calles y sombras de un fenómeno único.

En estos tiempos de cuarentena mundial recorren las pantallas imágenes de grandes ciudades que a la vista parecen “fantasmas”, donde no se ven personas caminando y que dan la impresión de estar despobladas. Pero en el Norte Neuquino existe una que realmente no está habitada, y que al querer recorrerla… ya no está. Desaparece.

Un espejismo, una ilusión, un efecto óptico, una leyenda, un mito. Se trata de la Ciudad Encantada. Muchos han sido los testimonios de los pobladores de Taquimilán, pero tomamos la palabra de tres niños de 4° grado de la Escuela N° 112 de la localidad, que contaron la historia en el año 2016, ganando el primer premio del concurso provincial “Descubriendo Neuquén” en la categoría “Misterios”.  

Anahí Inostroza, Edgar Salazar y Melani Humar describieron en el relato que “Nuestros pobladores nos han comentado que este fenómeno natural apareció desde la punta de la barda en la estación de verano a las 6.30 de la mañana y al atardecer, cayendo el sol a las 18”.

“El tiempo tiene que estar bien sereno, no tiene que haber nada de brisa y el cielo despejado” (…) “este fenómeno natural aparece al pie del cerro Naunauco” relataron los niños, detallando que la “visión dura de 15 a 30 minutos aproximadamente”.

“Lo que cuentan que según se ve, son casas de adobe con puertas y ventanas (…) Lo cierto es que personas no se ven, sí una laguna que larga vapor y ropa en el tendedor. Dicen que si la gente se acerca más al lugar a mirar este fenómeno, desaparece”.

“Nuestros antiguos pobladores descubrieron esto, y para cada uno de ellos era difícil de creer. Con el correr del tiempo fueron cada vez más personas las que lo pudieron ver con gran claridad y contar la historia”.

Completando el relato los niños construyeron una imagen de la Ciudad Encantada y transcribieron las prosas de una canción compuesta por el músico Héctor Mauricio Sánchez de la localidad:

Desde mi pueblo natal

En boca de los pobladores

Evoco y hago mi canto

Voy a cantar mis razones

De testigo tengo un pueblo

Que pregona la verdad

Se ve una Ciudad Encantada

Aparece en Taquimilán

Lo cierto es que es un misterio

Esta ciudad que se ve

Se aprecia a la mañana

De pronto al atardecer

Aunque es muy difícil verla

A la Ciudad Encantada

Aparece entre dos cerros

Sus calles iluminadas

Más bien por la madrugada

Brisa tibia, dulce, calma

Discerniendo ese misterio

De la Ciudad Encantada

Sus calles son un primor

Los árboles que se mueven

La ropa en el tendedor

En una visión muy leve

Lo extraño de todo esto

Personas nunca se ven

Sólo en su encanto divino

La magia de nuestro ser

Cuando el sol se está por perder

Con la luz tibia y matinal

Se puede experimentar

Se puede experimentar…

Y no olvides al coronavirus lo combatimos entre todos. Respetá la cuarentena #QuedateEnCasa #Neuquén #Patagonia #Argentina