Sin categoría

Modalidades

9 Abril, 2015

Esquí alpino

Esta denominación abarca el practicado en pistas descendentes que se remontan con medios mecánicos o similares (incluso helicópteros). Es el que practica la mayoría de los aficionados. Tiene tres grandes pruebas de competencia: el descenso, el slalom especial y el slalom gigante.

Esquí de travesía

Conocido también como esquí de alta montaña, es el medio más perfecto para explorarlas. Emula a los pioneros que inventaron esas tablas alargadas que les servían para poder caminar sobre la nieve sin hundirse, deslizándose. Hoy, la necesidad se ha convertido en deporte, pero la esencia sigue siendo la misma: esfuerzo para llegar donde nadie llega, para dejar huella donde nadie la había dejado antes.
Su encanto es la inmensidad del paisaje, la soledad de lo inalcanzable y saber que todo depende de uno.

Es una moda que se está imponiendo, para practicarlo es preciso saber esquiar bien sobre pistas y los escenarios de montaña más alejados, así como conocer los atajos y los accidentes que cubren el suelo.
Recomendaciones. Es aconsejable realizar estas excursiones en grupo para evitar los malos momentos, esos obstáculos impredecibles que encontramos en la montaña.

Cuando suben los esquiadores van atados como los andinistas, y la fijación a la tabla, en la parte trasera, se libera para facilitar los movimientos de los talones. En el descenso se vuelven a fijar.
La diferencia fundamental con los circuitos convencionales está en el disfrute de la soledad y en esquiar sobre nieve virgen evitando los medios de elevación.

Equipo
Los grupos suelen llevar sus mochilas, carpas de alta montaña y víveres.

Esquí Freestyle

En un intento por aportar mayor diversión y variedad al esquí convencional – aquel establecido por las escuelas de esquí – el freestyle no pone trabas a la libertad de expresión del esquiador. Muchos de sus movimientos proviene del patinaje artístico, del ballet y de la gimnasia, aunque técnicamente todo está permitido.

Esquí extremo

Fácil de aprender, peligroso de practicar, comienza a tener un gran número de adeptos en todo el mundo. Su grado de riesgo está fuera de discusión, pues implica un descenso desde altas cumbres con dificultades que gradualmente, van de menor a mayor.
Para realizar esta experiencia es requisito prioritario saber esquiar muy bien y conocer mucho de montaña, de técnicas de escalada, de tipos de nieve y de primeros auxilios.

Esquí Nórdico

Esta práctica existe en los países nórdicos desde antes que apareciera el esquí alpino. Se usan pendientes, llanos o subidas. Es muy fácil de aprender, económico y accesible para cualquier edad.
Los Alpes fueron el escenario para perfeccionar esta técnica que nació por la necesidad de transportarse y comunicarse en temporada de caza y también en la guerra.
El equipo para realizar este tipo de esquí es diferente al equipo de esquí alpino: las botas son flexibles y las fijaciones no retienen el talón para poder caminar en terrenos planos o en subidas. Las especialidades competitivas son conocidas como de fondo, marchas, saltos, combinada nórdica, biatlón, orientación y otras.

El carving

Es la última gran revolución en deportes sobre nieve. Los esquís tiene una espátula y una cola más anchas y son más cortos que los tradicionales. Esta forma facilita el hacer giros sobre los cantos, evitando el derrapaje permitiendo una mayor inclinación hasta poder tocar la nieve con la mano.

Se diferencian tres categorías:

  • Race carving: son los de competición capaces de soportar las exigencias de los corredores, permitiendo disminuir los deparrajes y de esa manera ser más veloces.
  • Carving: serían los normales, principalmente orientados a facilitar la tarea del esquiador.
  • Fun Carving: son muy cortos y con un corte muy pronunciado para permitir giros extremos y mucha diversión. Algo similar al snowboard. Los esquíes de carving permiten un aprendizaje más rápido en todos los niveles, por su diseño y también por utilizarse medidas más cortas. A diferencia de antes que se pensaba que cuanto más largos eran los esquíes era mejor.

Snowboard

Esta actividad creció enormemente en los últimos años y sus cultores son sin duda, buscadores de sensaciones extremas: prefieren descender por nieve en polvo y fuera de pista. Se práctica en todos los centros de esquí y se pueden conseguir tablas para distintos niveles.

Para quienes buscan emociones fuertes el snowboard lo tiene todo. Es sin duda uno de los mejores ejemplos de esta nueva forma de hacer y sentir los deportes extremos siempre buscando nuevas sensaciones en los lugares más ocultos del mundo y bajo las condiciones más difíciles.

Sentir la fascinante experiencia de llegar al límite del vértigo sobre nieves vírgenes y rodeado por los mejores paisajes de montaña, hace que el snowboard logre atraer a los más exigentes cultores de los deportes de invierno. Cada año son muchos los que eligen esta actividad atraídos por esa sensación de absoluta libertad y emoción. En invierno, los amantes de este deporte saben que los Centros de esquí de Neuquén garantizan excelentes condiciones de nieve y pistas, además de ofrecer las más modernas instalaciones y contar con todos los servicios, pero es sin duda la posibilidad de practicar este deporte en medio de la incomparable belleza blanca de nuestros paisajes nevados donde el snowboard se vuelve pura pasión.

Alpino
Se utiliza una tabla angosta, larga y rígida que permite bajar con mayor velocidad por nieve pisada o dura. Este tipo de tabla suele ser de menor ancho que el de los estilos anteriores y permite desarrollar mayores velocidades. De hecho, se las utiliza para competencias de velocidad.

  • Equipo: La tabla alpina se caracteriza por tener un extremo chato – el tail (cola) – y el otro curvado hacia arriba suavemente y no permiten ser utilizadas hacia atrás, por lo general con botas similares a las que se usan para el esquí y las fijaciones que se utilizan generalmente son de bota dura. Este estilo limita la práctica de acrobacias y saltos.
    Recomendamos: No es una tabla para novatos. Usar casco para practicar este estilo de snowboard.

Freestyle
Es el estilo preferidos por los amantes de la nieve honda o polvo. Elegido por quienes se apasionan por los saltos y por probar nuevas sensaciones. El snowboard se desliza sobre nieve profunda o fuera de pista (sin pisar). Para iniciarse en este deporte se puede comenzar con una tabla de freestyle pero también con una de freeriding.

  • Equipo: Las tablas son probablemente las más usadas de todas. Una tabla de freestyle se ve igual tanto por su nose (nariz o frente) como por su tail (cola), es ancha – tiene hasta 35 cm. de ancho o más – con sus dos extremos curvados. Se utilizan botas blandas lo que brinda mayor facilidad de movimiento y control sobre la tabla. Con esta tabla se puede saltar y hacer pruebas en el aire con más facilidad. Una de sus ventajas es que se utilizan tanto hacia delante como hacia atrás para realizar trucos y corridas.

Freeride
Como su nombre lo indica, este estilo se practica en áreas vírgenes sin trazado, por lo general lugares por donde no existen medios de elevación.
Se utilizan tablas que combinan las características de los otros dos estilos: tienen velocidad en pista y estabilidad en nieve honda, de allí su mayor tamaño (longitud y ancho) y por lo general son un poco más flexibles y un poco más pesadas.
Este estilo se puede hacer tanto con bota dura como blanda.