El fin de los museos es adquirir, recuperar, conservar, preservar, investigar, comunicar y exhibir, con fines de estudio, educación y entretenimiento, evidencia material referente al hombre y su entorno, es decir, de su patrimonio natural y cultural.

Patrimonio Cultural

Se trata de la herencia cultural de una comunidad y está compuesto por diversos bienes naturales y culturales (tangibles e intangibles) que nos caracterizan y distinguen. Las costumbres, la alimentación, las tradiciones orales, la arquitectura, los juegos, la vestimenta, las expresiones estéticas, así como también la información obtenida por las ciencias sociales y naturales como arqueología, antropología, historia y paleontología integran el patrimonio cultural.

Conocer su diversidad nos enriquece como sociedad y como individuos.

Su conservación es una responsabilidad que nos compete a todos y constituye un compromiso con las generaciones futuras.

Museo Municipal Dr. Gregorio Álvarez, en Neuquén Capital

Turismo Histórico

Primer asentamiento militar permanente en la Patagonia, RIM 10

Abarca los vestigios de una vida en proceso de extinción, museos, circuitos de ruinas, monumentos y hechos históricos en ciudades o espacios rurales donde se desarrollaron los acontecimientos de interés local o nacional.

Supone la puesta en valor de un lugar que presenta un interés destacado bajo el aspecto histórico. Aquí se incluyen los bienes inmuebles que dan cuenta de una parte de la historia de un lugar, como iglesias, escuelas, edificios de arquitectura local, construcciones que albergaron medios de producción típicos, entre otros.