La Cordillera de los Andes, la Cordillera del Viento y los volcanes de la provincia son un paraíso para quienes buscan conquistar las cumbres neuquinas. Para que esta actividad sea inolvidable se debe contar con la experiencia y seguridad brindadas por un prestador turístico de la actividad de montaña.

Hacer cumbre en el majestuoso volcán Lanín, a 3.776 metros de altura, es una de las emociones más codiciadas por los amantes de esta actividad. El cerro Domuyo, la cumbre más alta de la Patagonia con sus 4.709 mts. de altura, el volcán Copahue, el Tromen, el cerro Corona y el cerro Chachil, son algunas de las propuestas.

Cientos de escaladores intentan desafiar las altas cumbres de Neuquén cada año. Los paisajes a 360º los acompañan entre increíbles bosques de lengas y flores de amancay.

Volcán Copahue en la Zona Patagonia Termal

Las alternativas de escalada en roca, en hielo y escalada mixta, permiten desplegar en Neuquén toda la fuerza, la técnica y el arte de avezados escaladores de todo el mundo.

Para los principiantes del deporte existen rutinas con menor grado de dificultad que permiten disfrutar de la montaña y las alturas.