La provincia cuenta con una gran variedad de espejos de agua para la práctica de este deporte en todas sus modalidades. Sean lagos, lagunas, ríos y arroyos, los escenarios naturales de esta increíble actividad que conecta los sentidos y colores de los paísajes neuquinos, desde sus venas.

Se puede realizar durante todo el año en lagos y en algunos ríos, dependiendo de la época de año, ya que su caudal sufre modificaciones en función de la temperatura y del clima predominante.

La embarcación

El kayak es una variedad de piragua en la que uno, dos o cuatro tripulantes sentados, reman con palas de doble hoja o cuchara, en sentido de avance sobre un curso de agua.

La embarcación es ligera en su construcción, generalmente de fibra de vidrio o plástico para de uso recreativo, mientras que de fibras de kevlar, kevlar-carbono (en combinación) o carbono las utilizadas para competición.

El kayak travesía, es el tradicional y también conocido como “Sea kayac”, como su nombre lo indica es recomendado para travesías. Se realiza en embarcaciones de gran eslora (de 4,30 hasta 7,00 m), con elevada capacidad de carga tanto en su interior (en los compartimentos estancos de proa y popa) como en su exterior (redes de cubierta).

Ideal para navegaciones de largas distancias y en cualquier época del año. Insumergible gracias a los compartimentos estancos. Una especie de bañera “cockpit” ajustada al cuerpo, mediante una pollera de neoprene impide que el agua ingrese a la embarcación, aún con olas de dimensiones considerables. Son kayaks rápidos y maniobrables.

Lugares donde se practica la actividad

Neuquén tiene la virtud de contar diferentes cursos y espejos de agua en gran parte del territorio, más del 70% se encuentra en la zona cordillerana.

Villa la Angostura, Villa Traful, San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Villa Pehuenia, Chos Malal y Andacollo cuentan con ésta actividad dentro de su oferta turística. También han ampliado su oferta hacia esta actividad; Neuquén Capital, Plottier, Senillosa,  en aguas del río Limay, el curso de mayor caudal de la provincia. En donde el río forma embalses las localidades de Picún Leufú y Piedra del Águila y Villa El Chocón se utiliza como ambiente recreativo, principalmente en la época estival.

Sobre el curso del río Neuquén, se forman embalses donde también se practica el kayak en sus diferentes modalidades recreativas, como en el lago Mari Menuco, Lago Los Barreales y Planicie Banderita.

Recomendaciones

Antes de practicar esta actividad es muy importante consultar siempre las condiciones meteorológicas, estado y características de los ríos, precauciones especiales a tomar, permisos, entre otros.
Asimismo es muy importante contratar un guía habilitado para realizar esta actividad.