Esta actividad sin límite de edad, pone a prueba el estado físico y propone experiencias emocionantes entre paisajes cambiantes en cada época del año. Los mejores meses van desde septiembre hasta fines de mayo.

En los Parques Nacionales Lanín y Nahuel Huapi se accede a algunos de impactante belleza. En el Lanín, el del cerro el Chivo entre cañaverales y bosques de colihue, el sendero Paimún por el que se asciende a un refugio de montaña a 1.700 metros o el sendero al refugio pared sur del Volcán Lanin a 2.300 metros que constituye una excelente alternativa para los amantes de la densa vegetación y las pendientes pronunciadas.

En el Parque Nacional Nahuel Huapi, desde Villa la Angostura hasta el Parque Nacional de los Arrayanes, se puede caminar bordeando el lago. En el límite internacional con Chile, se destaca el Sendero de Bosque, rodeado de araucarias.

El avistaje de flora y fauna de la región, los paisajes y la cultura de Neuquén deslumbran al turista en cada sendero.