Notas Destacadas

Desde el centro neuquino, hacia lo más profundo de la tradición puestera

10 noviembre, 2015

El 10 de noviembre se celebra el Día de la Tradición. En esta nota te mostramos cómo es la vida de los puesteros de nuestra Provincia. Belén Cifuentes nos cuenta un poco de su historia en Puesto Carreri a través de maravillosas imágenes que reflejan fielmente las tradiciones y costumbres de la gente de campo, que con pasión y sacrificio dan vida a esta tierra.

Belén Cifuentes y su familia viven en Puesto Carreri, a 35 km. de la localidad de Zapala. De pequeña vivió y aprendió todas las actividades propias de la vida de campo. “Mi papá era puestero de una estancia y mi mamá criancera, dedicada a la cría de chivos. Se conocieron en una esas fiestas gauchas que suele organizar la gente de campo y allí empezó nuestra historia. En puesto Carreri crecimos nosotros – dos hermanos varones y yo- rodeados de naturaleza pura, prácticamente sin conocer la ciudad, hasta que comenzamos a ir a la escuela. Durante el período escolar, íbamos de lunes a viernes al pueblo y los fines de semana, las vacaciones de invierno y de verano, la pasábamos en el campo con mis padres.”

“De chicos aprendimos a trabajar, ya sea ayudándole a mi papá en el campo con el trabajo de hacienda o en casa. Yo me dedicaba a las gallinas, pollitos y a juntar huevos. También teníamos huerta y ordeñábamos vacas y hacíamos manteca y quesos caseros. Mi mamá trabajaba en telar y solía tejer prendas para nosotros. Al principio era todo para consumo, procurando disminuir gastos, hasta que mi mamá comenzó a vender, por lo que tuvimos que aumentar la producción. Todos trabajábamos y sabíamos hacer de todo, desde ensillar un caballo hasta ordeñar una vaca.”

Belén como hija única, tenía un apego especial hacia su padre, los días que estaba en la escuela lejos de él, lo extrañaba muchísimo. Siempre trataba de acompañarlo en sus tareas cotidianas cuando estaba en el puesto: “Me encantaba levantarme tempranito junto a él y acompañarlo cuando salía de a caballo al campo” recuerda con mucho cariño y amor.

Cuando estaba embarazada nace su pasión por la fotografía. “Me pasé todo el embarazo ahorrando para comprarme una cámara. Cuando hice mi primer curso, empecé a sacarle verdadero provecho al equipo, y así de a poco cuando salía de a caballo comencé a llevar la cámara conmigo, en las jineteadas me entretenía captando el momento justo y a su vez practicando las cosas que había aprendido.

Un día compartí en Facebook la foto de un arreo que tuvo excelente repercusión, allí me dí cuenta que cada vez que sacaba fotos del campo, de las cosas que yo amaba, eran las que mejores resultaban. Detrás de cada foto puedo escribir muchas cosas porque todo lo que capto, más allá de que trato de buscar un buen encuadre también, lo hago con el corazón, porque está en mi esencia, en mis raíces. Amo nuestras costumbres y tradiciones, siempre quise transmitir todo eso de algún modo pero nunca supe cómo, hasta que finalmente descubrí que podía hacerlo a través de la fotografía.”

Belén finalmente reflexiona. “Las fotografías perduran en el tiempo, traspasan pantallas. Siempre recibo mensajes diciéndome que les encantaron mis fotos,  cuando eso sucede me siento muy satisfecha porque se está logrando mi principal cometido que es que se conozcan nuestras raíces, que se sepa que estas cosas existen, y aún hoy con toda la tecnología, perduran. Con mi hijito que tiene 2 años trato de que a través de su ternura, transmita nuestras tradiciones, reflejando el trabajo de un hombre de campo, haciéndole honor a su abuelo! Trato de motivar y concientizar a la gente a rescatar nuestras costumbres, que a veces se tienen algo olvidadas o desplazadas por las de afuera…”

Tras la historia de Belén, se esconden muchas otras. Vidas llenas de sacrificios más que privilegios, ausencias y desarraigos. Ni el frío, ni el viento o el cansancio son obstáculos para los crianceros y puesteros que junto a sus familias dedican su vida al trabajo en el campo, ofreciendo todo su amor por la tierra, manteniendo las tradiciones más profundas de nuestra identidad.

Gracias Belén Cifuentes

Contacto Facebook https://www.facebook.com/maria.belen.cifuentes.7?fref=ts

Correo electrónico: belen.120@hotmail.com