Notas Destacadas

Fotografiando aves en el paraíso de Villa La Angostura

11 octubre, 2016

La bella localidad cordillerana es prodigiosa en cuanto a la naturaleza que la rodea: montañas, bosques, ríos y lagos donde se desarrollan una gran variedad de flora y fauna. La primavera inicia un ciclo maravilloso donde las plantas y los animales muestran todo su esplendor y vigor, entre ellas las decenas de especies de aves que habitan el paisaje y que captan la atención de sus pobladores y visitantes. José García Allievi es ingeniero en electrónica, fotógrafo y vive en Villa La Angostura, y en esta nota nos cuenta un poco de su vida,  de sus pasiones, entre la que se destaca la fotografía, mientras comparte con nosotros algunas imágenes de las aves de la zona que logró capturar a través de su lente.

José nos comenta como llegó a residir en la localidad y sus primeros pasos en la fotografía: ¨pasé por primera vez por Villa La Angostura hace ya muchos años atrás siendo un adolescente durante un viaje de paseo con mi tío Ricardo Platzeck,  por aquel entonces profesor y luego Director del Centro Atómico Balseiro de Bariloche. Ya por entonces, recibí las primeras lecciones de fotografía de parte de mi tío, quien me compró mi primera cámara fotográfica. Ante mi maravillada mirada a los cielos azules de la región en ese momento sin una sola nube, él me decía que los cielos con nubes son mucho más atractivos para los paisajes. En la fotografía de esa época, en blanco y negro, me aconsejaba el uso de un filtro amarillo o naranja suave para resaltarlas. Hoy un filtro  polarizador cumple una similar función en la fotografía color, resaltando los azules y verdes y eliminando los reflejos. ¨

¨Al margen de mi primera visita en la adolescencia, mi afición a la pesca con mosca me llevó de retorno a Villa la Angostura allá por la década del ´70 concurriendo prácticamente todos los años al ritual de la apertura de la temporada de pesca de la Boca del río Correntoso y otros lugares de la zona. Amistades de por vida, algunas que ya no están, fueron hechas al lado del río más corto del mundo. Con un sentimiento mixto de nostalgia y alegría recuerdo algunos amigos como el Conde de Chateaubriand, Manolo Enriquez y Chiche Aracena y  tantos otros con los que, por suerte,  aún compartimos los inicios de temporada de pesca en el Correntoso.  Con más de 40 años pescando con mosca, aún se mantiene intacta la emoción del pique de las truchas de comienzo de la temporada. ¨

La fotografía de naturaleza constituyó luego de su retiro, una actividad plena de satisfacciones configurando la plataforma ideal para viajes, paisajes, amigos y emociones:  ¨Tomando como base a la villa he realizado innumerables viajes por el país y América del Sur,  alimentando la pasión por la fotografía de aves en libertad¨. José ha encontrado en la fotografía de aves una forma de expresión artística y promoción del conservacionismo y protección de nuestra flora y fauna: ¨Poder capturar un instante o un momento específico de un ave en vuelo o posada, alimentándose, o en actitudes propias de la vida diaria, constituye una actividad apasionante y que día a día recoge adeptos en nuestro país y en todo el mundo. Esto contribuye a la divulgación turística de lugares inexplorados para esta disciplina y fomenta la agrupación de sus integrantes en COAs (Club de Observadores de Aves) del cual el COA Tintica de Villa la Angostura es un buen ejemplo. La agrupación de los aficionados a la observación y fotografía de aves convoca a la protección de nuestra fauna y a la promoción de la actividad. ¨ 

Respecto a las excelentes condiciones para la biodiversidad de los ambientes que rodean la localidad comenta: ¨La variedad de los ambientes en la villa y lugares cercanos contribuye a la multiplicidad de distintas especies de aves.  La combinación de la cercana estepa con el bosque araucano, los lagos de origen glaciario, las montañas  y otros ambientes configuran un atractivo compendio de posibilidades para la fotografía de fauna, flora y paisajes, digna de un enfoque especial en la actividad turística, la que promueve a su vez una toma de consciencia respecto a la protección y conservación del medioambiente al tiempo que contribuye a la economía responsable y sostenible. ¨

A través de su trabajo fotográfico, José ha sido ganador de varias distinciones nacionales e internacionales de fotografía. Asimismo sus imágenes se han destacado en el sitio www.FotoNat.org

`

Este pequeño picaflor rubí (Sephanoides galeritus) libando de una chilca (Fuchsia magellanica) en las estribaciones del Cerro Bayo.

`

Este Huet huet, maltrecho sobreviviente de la erupción del Cordón Caulle el 4 de junio del 2011, busca su alimento en más de 40 cm de arena volcánica en el cerro Bayo, pocos días después de dicho acontecimiento.

aguila_mora

Un Águila mora (Geranoaets melanoleucus) en riscos cercanos a Villa la Angostura preparando su despegue detrás de alguna presa sobre al cual ha fijado su mirada.

pico_lezna_patagonico

Pico lezna patagónico (Pygarrhichas albogularis). Parecido a un pequeño carpintero, esta pequeña avecilla se distingue por su pico curvo hacia arriba, lo que le facilita la búsqueda de su sustento diario en la corteza de los árboles de nuestro bosque araucano.

maca_plateado

Macá plateado (Podiceps occipitalis) en los juegos nupciales de la primavera patagónica

nocturna_lago_espejo

Los cielos patagónicos constituyen otra  maravillosa oportunidad para la astro fotografía. Lago Espejo chico en la medianoche.

comesebo_patagonico

Comesebo patagónico (Phrygilus patagonicus), en los jardines de Villa la Angostura

diucon

Diucón (Xolmis pyrope) con su característico ojo rojo fuego, posa confiado en los alrededores Villa la Angostura.

cabecita_negra_austral

Cabecita negra austral (Carduelis barbata) posado en un duraznillo de Villa la Angostura en la primavera patagónica. Esta imagen ha participado de una Exposisicón de Rodolfo Capdevielle en el Museo de Historia Natural en Barcelona.

arcoiriscorrentoso

Aquí practicando otra actividad que despierta en él gran pasión: disfrutando de la captura de una pieza en el río Correntoso durante un inicio de temporada, presta a ser devuelta al agua. José comenta: ¨Esta boca, de fama mundial, continúa atrayendo aficionados a la pesca con mosca de todos los lugares del mundo. ¨

Gracias Pepe García Allievi!

Contacto:

Correo Electrónico: jgallievi@gmail.com