Notas Destacadas

Aprendiendo a esquiar junto al club andino, una experiencia inolvidable

8 Julio, 2014

Los clubes andinos son parte de la identidad de los pueblos neuquinos. Ligada fuertemente a la vida social de la comunidad, la creación de un club está asociada al devenir histórico de las localidades cordilleranas. Dentro de los miembros del club, los niños, son el principal propósito de vida de los mismos. Ellos viven la experiencia de aprender a esquiar y disfrutar la actividad, de una manera profunda y sentida, llevando en sus memorias alegres vivencias por el resto de sus vidas.

Alfredo Aguirre es miembro del Club Andino de Villa La Angostura (CAVLA) y participa del club desde que fue a vivir a la localidad hace 22 años. Siempre amó la montaña, por ello eligió este lugar para vivir. “Lo más lindo que tiene Villa La Angostura es su naturaleza: el lago, el bosque y la montaña. Tener la naturaleza en la puerta de la casa y disfrutarla cuando uno quiere, es invalorable”.

Alfredo explica la esencia del club andino: “en nuestro pueblo significa familia, precisamente todas las actividades giran en torno a la familia”.

El club andino, acerca a los niños al esquí, a través de un maravilloso aprendizaje compartiendo con otros chicos la experiencia, formando lazos de amistad y compañerismo.

Desde el inicio de la institución, hace 40 años, el objetivo de su creación estuvo ligado a la amistad y a la convivencia. En este sentido agrega una anécdota: “El nacimiento del Centro de Esquí Cerro Bayo, hace 40 años, surge a raíz de la participación de las familias, cada una llevaba un poco de material y así construimos entre todos el primer refugio del cerro, para resguardo de los esquiadores. Ese es el espíritu del club, el trabajo en equipo.”

Alfredo afirma que ese espíritu se transmite a través de la enseñanza basada en el compartir diario: “Los que enseñan ahora a esquiar son los que aprendieron de niños hace 20 años. Los más chicos disfrutan aprendiendo de las experiencias de los grandes. Ellos se las transmiten a través del juego y contacto con la nieve. De chiquitos se debe aprender a disfrutar de los amigos, de la nieve y de su lugar. Actualmente el club tiene aproximadamente 140 niños, de los cuales 120 están en el grupo de esquí. Dentro de éste hay chicos dedicados a competir, por lo que tienen un entrenamiento especial, distinto al resto que se dedica simplemente a esquiar y disfrutar.”

Hace pocos días el club cumplió 40 años, festejando con todos los miembros y amigos los logros alcanzados en estas cuatro décadas. Una institución que ha contribuido en el desarrollo social de la localidad cordillerana. El tradicional Tetra del Cerro Bayo, a desarrollarse el próximo 5 de julio, es uno de los eventos más importantes que organiza el club, y que convoca a cientos de participantes de todas partes.

Aprender a esquiar dentro de un club andino, es una experiencia inolvidable para un niño; un mundo lleno de aventura, diversión, convivencia y aprendizaje en contacto con la naturaleza. Cálidos recuerdos que llevarán en su memoria a lo largo de su vida.

Gracias Alfredo Aguirre!
Fotos: CAVLA: clubandinovla.blogspot.com

Contacto CAVLA:
www.cavla.com.ar
clubandinovla.blogspot.com
facebook.com/andino.vla