Prensa Turística

Se firmó el convenio de financiamiento para la ejecución del proyecto en el Domuyo

12 Enero, 2012

El proyecto incluye el diseño y colocación de cartelería preventiva e indicativa junto con facilidades en caminos de acceso y atractivos. Se reacondicionará la infraestructura existente y se colocarán nuevas señales y facilidades, de manera de minimizar el impacto de los visitantes, que permitirá mejorar las condiciones de seguridad y comodidad de los mismos.

El Ministerio de Turismo de la Nación y el Ministerio de Desarrollo Territorial, firmaron el convenio de financiamiento para la Puesta en Valor Turística de Las Olletas, Los Tachos, El Humazo y Villa Aguas Calientes en el Area Natural Protegida (ANP) Sistema Domuyo, en el marco del Programa de Fortalecimiento y estímulo a Destinos Turísticos Emergentes PROFODE, incluido en el Programa Nacional de Inversiones Turísticas.

El proyecto se elaboró desde la Dirección General de Inversiones Turísticas de la Subsecretaría de Turismo y contó con la participación de los equipos técnicos de la Dirección Provincial de Áreas Naturales Protegidas y de la Dirección Provincial de Turismo.

El monto de inversión destinado a la ejecución de este proyecto alcanza los $ 100.740, de los cuales, $ 68.350 son aportados por el Ministerio de Turismo de la Nación y $ 32.390 por el Ministerio de Desarrollo Territorial de la Provincia del Neuquén. El Ministerio de Turismo Nacional, transfirió recientemente los fondos a la provincia, previéndose de esta manera, iniciar la contratación del proyecto en el corto plazo.

En el caso de Villa Aguas Calientes, se diseñó un sendero autoguiado con seis paradas interpretativas a partir de la combinación de señales indicativas y un folleto explicativo. También se delimitará el sendero y se instalarán escalones, pasarelas y tranquillas donde sea requerido. El folleto, del cual se imprimirán en primera instancia, 5.000 ejemplares, será entregado con anticipación en la recepción de las cabañas del ISSN y permitirá enriquecer la visita a partir del conocimiento de diversos aspectos naturales del sitio, dando información sobre las algas, moscas y arañas, cualidades termales, entre otros.

En Los Tachos y Las Olletas se propone una intervención mínima, con cartelería explicativa de lo que se observa, delimitación de estacionamientos y las facilidades necesarias para aumentar la seguridad y disfrute de los visitantes; mientras que en El Humazo, la señalización es de tipo preventiva.

Estas intervenciones buscan no impactar el paisaje y su diseño responde a la premisa de la mayor integración con el mismo. Este proyecto se enmarca dentro de las recomendaciones y lineamientos realizados en el Subprograma de atractivos y senderos, del Programa de Uso Público, en el Plan de Manejo del Área Natural Protegida; en el que además se menciona la necesidad de promover el “desarrollo de actividades recreativo-turísticas en armonía con la naturaleza, a partir del desarrollo de prácticas de bajo impacto y de satisfacción del visitante”.