Prensa Turística

Control de la Población de peces introducidos en el Parque Nacional Laguna Blanca

27 Enero, 2017

El Parque Nacional Laguna Blanca encierra diez lagunas de diferentes características, representando el humedal más importante de la región. Estos cuerpos de agua tienen la particularidad de haber evolucionado sin la presencia de peces, lo que los hace únicos en cuanto a su estructura comunitaria acuática y a la presencia de numerosas especies de aves que utilizan el abundante recurso trófico.

Entre los años 1943 y 1968 se efectuaron distintas siembras de truchas arcoíris (Oncorhynchus mykiss) y de percas (Percichthys trucha) en la laguna Blanca -cuerpo de agua más grande del sistema (1700 ha)-. Debido a que los afluentes a la laguna están representados por dos pequeños arroyos estrictamente temporarios, la truchas arcoíris no pueden realizar desoves “aguas arriba” y la población de percas se desarrolló con mayor éxito ya que esta especie puede desovar en los litorales de la laguna, sin necesidad de acceder a los arroyos.

Los efectos más evidentes de la introducción de peces son la perdida de la vegetación acuática -como la gambarusa, los juncos y las ciperáceas-, y consecuentemente, la significativa disminución en la abundancia de las aves acuáticas, así como también la desaparición de la rana acuática endémica de la laguna Blanca (Atelognathus patagonicus), que utilizan la vegetación para refugio, nidificación y alimentación.

En el marco de la restauración ecológica de este cuerpo de agua, se llevan adelante una serie de proyectos y acciones para estimar la abundancia de percas y sus tallas, y en conjunto con el Dr. Leonardo Buria (responsable del proyecto) y resto del equipo técnico de la Delegación Regional Patagonia, se establecieron acciones de manejo para recuperar sus condiciones ecológicas.

image001Foto: Parte del equipo del proyecto de control de percas en la laguna Blanca. De izquierda a derecha: Maricel Quilaqueo (ICE), Victor Quilaqueo (ICE), Eduardo Arriagada (Gdpque.), Viviana Huerrau (ICE), Julio Soto (ICE).

Pescas de control mediante el uso de redes agalleras

El objetivo principal de la pesca de control es conseguir una disminución significativa, y tan grande como sea posible, de las poblaciones de peces del sistema de la laguna Blanca.

Esta etapa de control se lleva adelante mediante pescas sistemáticas con redes agalleras. Constituye una técnica pasiva de pesca que implica la intercepción de los peces por la red, donde quedan enmallados. Las redes se apoyan sobre el fondo y son retiradas al otro día. Dadas las condiciones climáticas, generalmente de viento constante sobre la laguna, las redes llenas de percas se suben a una embarcación y esta es arrastrada con otra a motor.

image002Foto: retiro de redes agalleras.

El desenmallado es un trabajo arduo debido a la gran cantidad de pescados capturados, y es un trabajo delicado ya que es importante disminuir la rotura de las redes durante el procedimiento.

image003Foto: resultado de la captura en una de las redes.

La laguna Blanca muestra sus primeros signos de recuperación

Luego de varios años de esfuerzos de captura con redes en la laguna Blanca, durante esta temporada se iniciaron pescas sistemáticas con gran esfuerzo -realizadas por el personal- cuerpo de Guardaparques e ICE. Durante distintos monitoreos se halló en un sector reparado de la laguna con presencia de una importante población de gambarusa (Myriophyllum quitense), especie que no se registra en el cuerpo de agua al menos en los últimos 15 años. Este primer signo de recuperación es relevante para la nidificación de aves migratorias, sobre todo del cisne de­­­ cuello negro (Cygnus melancoryphus) -emblema del Parque Nacional Laguna Blanca-, así como también se ha comprobado que es fundamental como refugio de renacuajos y adultos de la rana de la laguna (Atelognathus patagonicus).

image004Foto: colonización de Myriophyllum quitense en la laguna Blanca.

Este hallazgo representa un avance importante hacia el objetivo de la rehabilitación ecológica del humedal, y es sin duda un estímulo para continuar con el esfuerzo que demanda el proyecto.

Lic. Daniel Testoni
Dpto. Conservación y Uso Público
Parque Nacional Laguna Blanca

Fuente: Prensa y Difusión
Parque Nacional Laguna Blanca
12 de Julio 686, (8340) Zapala, Prov. del Neuquén
Tel. (02942) 431982 lagunablanca@apn.gov.ar
https://www.facebook.com/ParqueNacionalLagunaBlanca