Localidades Neuquinas

Manzano Amargo

13 mayo, 2015

Localidad cordillerana del norte neuquino, a la cuál se accede, partiendo desde la capital neuquina, por medio de las rutas nacionales Nº 22 hacia el oeste hasta Zapala, para luego tomar la ruta nacional Nº 40 hacia el norte, y desde Chos Malal, por las rutas provinciales Nº 43 y finalmente la Nº54.

Integra el Corredor Neuquén Norte junto al resto de las localidades de la región como Chos Malal, Andacollo, Huinganco, Las Ovejas y Varvarco.

Un pueblo encantador

Su nombre refiere a un viejo manzano silvestre de 110 años que producía manzanas muy chiquitas y amargas. Este árbol prácticamente vio crecer a la localidad. Aunque algunos escritos aseguran que sus primeros pobladores fueron los pehuenches, que habitaron la región en el siglo IXX. Posteriormente a estos, comenzaron a llegar los primeros crianceros, algunos de origen chileno, ya que las pasturas eran ideales para la cría de animales. Poco a poco el poblado fue creciendo y hoy día llega a los 461 habitantes (según Censo 2010) que continúan viviendo de la ganadería (caprina-bovina) en pequeña escala y en la modalidad de invernada y veranada. Existen también algunas pequeñas huertas que permiten atender el consumo local de hortalizas. Si bien estas actividades son las más tradicionales en la zona, en los últimos años se ha dado un fuerte impulso a la forestación.

Montañas nevadas, coloridas arboledas y vertientes prístinas riegan el fértil valle de Manzano Amargo hasta desagotar sus aguas en el río Neuquén, que aquí recién comienza a recorrer sus primeros kilómetros de los más de 500 km. que tiene que transitar hasta unirse con el río Limay. El río Neuquén a la altura de Manzano Amargo, resulta ideal para la práctica de rafting y kayac, gracias a sus rápidos. Su naciente se halla a solo 75 km. de la localidad: un conjunto de serpenteantes vertientes y arroyos que invitan a la pesca deportiva de truchas arco iris y percas. En esta zona se encuentran las lagunas La Leche, Varvarco Campo y Varvarco Tapia, que figuran entre los mejores pesqueros de la Provincia. A los que se les suman el río Pichi Neuquén y los arroyos Curamileo y Ranquileo.

Este marco paisajístico también permite que se den las condiciones ideales para la práctica de actividades en contacto con la naturaleza: trekking, mountain bike, cabalgatas y avistaje de aves entre otras. Un sitio imperdible para practicar estas actividades es el Salto del Arroyo La Fragua, con una altura de 40 metros aproximadamente. Sus alrededores están cubiertos por un pequeño bosque de ñires y llao llao donde a través de una caminata se pueden observar decenas de especies de aves.

Cascada La Fragua – Manzano Amargo.

Cascada La Fragua - Manzano Amargo

En los cerros que rodean la localidad se encuentran algunos “chenques”: cavernas naturales que los antiguos pobladores utilizaba como refugio. Desde allí la vista panorámica de la localidad y los alrededores es magnífica.

Lista para recibir visitas

Si bien la localidad es pequeña, cuenta con los servicios básicos necesarios para la estadía de los visitantes: alojamiento, comercios de ramos generales donde adquirir alimentos y artesanías regionales. También brinda al visitante servicios de comunicación, puesto sanitario y policía.

Manzano Amargo un pueblo que ofrece al visitante una combinación de tranquilidad, naturaleza, aventura, que junto con la calidez de su gente, se convierte en una interesante opción.

Recuerde sacar el permiso de pesca correspondiente