Localidades Neuquinas

Varvarco e Invernada Vieja

13 Mayo, 2015

Se accede a ambas localidades desde la capital neuquina, por medio de las rutas nacionales Nº 22 hacia el oeste rumbo a Zapala, la Nº 40 hacia el norte hasta Chos Malal. Continuando luego, por la Ruta Provincial Nº 43, cruzando en el camino las localidades de Andacollo y Las Ovejas, plena cordillera del Viento. Son unos 516 kilometros desde Neuquén Capital.  

A unos 10 kilómetros antes de arribar a Varvarco, se encuentra el paraje de Invernada Vieja: un cálido y pequeño poblado también muy cercano al río Neuquén. Ambos poblados se localizan en típicos valles del norte neuquino: verdes pastizales y arboledas rodeadas de montañas, cuyas cumbres gran parte del año están pintadas de blanco; conforman la Comisión de Fomento local.

Integran el Corredor Neuquén Norte junto al resto de las localidades de la región como Chos Malal, Andacollo, Huinganco, Las Ovejas y Manzano Amargo.

Un paisaje encantador que invita a ser vivido

Varvarco brinda una panorámica privilegiada donde se puede apreciar la confluencia de los ríos Neuquén y Varvarco. Un contraste extraordinario entre dos cursos de agua de colores totalmente diferentes que se unen y forman uno nuevo.
Varvarco es paso obligado del visitante que quiere acceder al Área Natural Protegida Provincial (A.N.P.P.) El Domuyo: creada para proteger y preservar las magníficas aguas termales del sistema montañoso y las especies de flora y fauna que habitan allí. Una excelente alternativa para los amantes del montañismo es el ascenso a la cumbre más alta de la Patagonia: El cerro Domuyo con 4702. m.s.n.m. (en compañía de un guía de montaña y teniendo en cuenta los cambios climáticos y la indumentaria adecuada).

Camino al área protegida se localiza el paraje La Matancilla, donde se podrán observar Los Bolillos: extraordinarias y caprichosas formaciones rocosas erosionadas por la acción de la naturaleza, con tonos rojizos y amarillos que contrastan con el cajón del río Varvarco, destacándose el grupo Los Monjes.

Trekking, mountain bike, cabalgatas y observación de aves son actividades que se disfrutan a pleno en estos paisajes maravillosos. La pesca deportiva se practica en los ríos Neuquén, Varvarco, los arroyos Atreuco y Covunco, en búsqueda de una preciada trucha arco iris o alguna perca.

A 10 km. de la localidad se encuentra el parque de arte rupestre Colomichicó, un área arqueológica protegida que contiene mas de 600 piedras con gravados prehispánicos. Este yacimiento es el más importante de Sudamérica. Hasta allí se puede llegar a pie o a caballo.

Otros dos lugares interesantes para recorrer y admirar son el Cajón de Atreuco y el paraje Ailinco, a escasos kilómetros de Varvarco hacia el norte.

Con mucha historia por contar y cantar

A partir del año 1870 crianceros de origen chileno principalmente, comenzaron a asentarse en el lugar, donde ya habitaban comunidades de aborígenes de Picunche (“gente del norte”). Aprovechando el generoso forraje de la zona criaban sus animales y los comercializaban hacia Chile. Así ambas poblados fueron creciendo luego de la Campaña del desierto, a partir de la convivencia de las comunidades de crianceros chilenos y criollos.

De la misma manera fueron desarrollando sus tradiciones y costumbres transformándolos en regionalismos. Tal es así que estos pueblos forjaron sus propias costumbres y su propia música: prueba de ello es el surgimiento de las cantoras del norte neuquino: un grupo de mujeres que hoy representan y simbolizan la música autóctona de la región. Cada año en el mes de febrero se realiza el “Encuentro de cantoras y cantores del norte neuquino” con el propósito de mostrar y mantener esta maravillosa tradición musical.

La comunidad también se caracteriza por su fe y devoción a la Virgen de Lourdes: todos los años en el mes de febrero se la venera a través de una fiesta popular que convoca a cientos de participantes.

Pequeñas localidades con los servicios necesarios

El visitante que acceda a estas localidades podrá alojarse y comer: Varvarco cuenta con alojamiento en cabañas y en viviendas particulares de alquiler turísticoAmbos poblados disponen de una pequeña oferta de comercios donde se pueden adquirir alimentos y bebidas. Disponen además de un puesto sanitario y de un destacamento policial.

Varvarco – Invernada Vieja: en pleno norte neuquino constituyen la puerta de entrada al área natural protegida Sistema Domuyo. Termas, naturaleza, y tradiciones, esperan ser incluidos en su próximo viaje…

Recuerde sacar el permiso de pesca correspondiente