Localidades Neuquinas

Chos Malal

22 junio, 2015

Se localiza a 403 km. de la actual capital neuquina, se llega a la misma por medio de las rutas nacionales Nº 22 hacia el oeste, hasta la ciudad de Zapala, para luego continuar por la Nº 40 hacia el norte. 

Su denominación en lengua Mapuche significa “corral amarillo” en referencia al color de los cerros que la rodean, e integra el Corredor Neuquén Norte junto al resto de las localidades de la región como Andacollo, Las Ovejas, Manzano Amargo, Varvarco y Huinganco.

Compone además el Corredor de la Ruta 40 que une de norte a sur todo el país a través de la magnífica Cordillera de los Andes.

Un marco natural y una amplia gama de actividades de aventura

La localidad se encuentra enmarcada en un entorno natural único que le brinda la Cordillera del Viento: montañas erosionadas por los vientos y lluvias, fértiles valles donde pastorean chivitos e innumerables espejos y cursos de agua que conforman un escenario ideal para la práctica de una amplia gama de actividades en estrecho contacto con la naturaleza.

A 40 km. de Chos Malal se encuentra el Área Natural Protegida (A.N.P.P.) El Tromen, creado para preservar un ambiente acuático único en Sudamérica, donde viven cientos de especies de aves: un sitio excelente para la observación o avistaje.

Flamencos en la laguna del Tromen. Foto de Rodolfo Freire.

En las lagunas y ríos del norte neuquino cercanos a la localidad se puede practicar la pesca deportiva: Los ríos Neuquén, Curi Leuvú y Nahueve son ambientes ideales para la pesca con mosca de la trucha arco iris. Senderos y caminos atraviesan valles y montañas y permiten la práctica de actividades como trekking y mountain bike con diferentes niveles de exigencia.

Protagonista del devenir histórico de la Provincia

Sus primeros pasos se remontan a la Campaña del Desierto en el año 1887 cuando se fundó el pequeño poblado de Chos Malal que al año siguiente fue declarado capital del territorio neuquino. Los pobladores originales de esta localidad provenían de Mendoza, que era la región habitada del país más próxima, lo que influyó en las costumbres y modalidades de la población. Ellos diseñaron un sistema de riego a través de acequias que permitió el desarrollo de un importante arbolado, permaneciendo hasta la actualidad como testigos del pasado.

Fotografía histórica de las acequias de Chos Malal.

Hoy la localidad tiene unos 13.123 habitantes (según Censo 2010) y se constituye el principal polo de servicios de la región. En los alrededores se desarrollan emprendimientos agrícolas y ganaderos, entre los que se destaca el ganado caprino: el chivito del norte neuquino ya es un producto tradicional que hace poco ha adquirido la Denominación de Origen (D.O.). Hace más de 8 años que tiene su homenaje a través de la tradicional “Fiesta Nacional del Chivito, la Danza y la Canción” que se celebra en el mes de noviembre: uno de los eventos más convocantes de la Provincia.

Un pueblo donde se siente la historia en sus calles

Cada rincón del pueblo cuenta historias: edificios y casas antiguas, calles adoquinadas y árboles añosos resultan fieles expresiones del paso del tiempo.
En el casco histórico de la ciudad se encuentra el Museo Manuel J. Olascoaga, emplazado sobre un mojón que en la época de la Campaña del Desierto tuvo fines militares. El museo posee una muestra histórica de aquel primer período de la localidad, variedad de utensilios de los pueblos aborígenes que habitaron el territorio junto una interesante muestra de piezas paleontológicas.

Otros edificios históricos que se pueden visitar son: La Casa Histórica del Neuquén, ubicada sobre las calles 25 de Mayo y Padre Gardín (dentro del casco histórico): fue la primera Casa de Gobierno del Territorio Nacional Neuquino, entre los años 1887 y 1904. La Biblioteca José Manuel Olascoaga, es la más antigua de la Provincia, también el Archivo Histórico Municipal, la Casa de la Cultura Familia Dewey y la Parroquia María Auxiliadora.

A 31 km. de la localidad se encuentra el Museo Caepe Malal. Allí se produjo el hallazgo de un cementerio aborigen con importantes pertenencias de grupos Pehuenches que habitaron el lugar en el Siglo XVIII.

Puerta de entrada al norte neuquino

Concentra la mayoría de los servicios de la región al ser el ciudad más importante de la zona. Variedad de alojamientos y de establecimientos gastronómicos, junto a servicios de transporte aseguran la comodidad del visitante. También dispone de un aeropuerto local, servicios de abastecimiento de combustible, cajero automático, agencia de turismo y Oficina de Informes Turísticos.

Chos Malal: Fiel testigo del nacimiento del territorio de la Provincia y Puerta de entrada al maravilloso norte neuquino, hoy ofrece al visitante una amplia variedad de opciones que combinan historia, cultura y un paisaje de singular belleza, junto con todos los servicios necesarios para su comodidad.