Localidades Neuquinas

Andacollo

22 junio, 2015

Distante a 463 km. de la actual capital neuquina, se llega a la misma a través de las rutas nacionales Nº 22 hacia el oeste y luego la Nº 40 hasta Chos Malal, de allí se toma la Ruta Provincial Nº 43 hacia el norte hasta la localidad.

Colores de la Cordillera del Viento

Andacollo, que en lengua quichua significa “brillante en lo alto” en referencia a la existencia de oro en sus tierras, integra el Corredor Neuquén Norte junto al resto de las localidades de la región como Chos Malal, Varvarco, Las Ovejas, Manzano Amargo, Huinganco.

Un paisaje singular, un escenario para la aventura

Ríos y arroyos de agua transparente que bajan de la Cordillera de los Andes: Neuquén, Nahueve y Lileo aguardan por una excelente jornada de pesca de salmónidos.

Cordillera del Viento nevada

Valles, montañas y cerros como el Huaraco o Centinela, localizados en los alrededores de la ciudad, pueden ser recorridos a pie o en bicicleta. El salto del arroyo Huaraco a 4 km. de la localidad resulta un excelente circuito para practicar trekking.

La observación de flora y fauna; particularmente aves, es una actividad ideal para practicar en los alrededores de lagunas, arroyos y ríos: cauquenes, bandurrias, variedad de patos, cisnes y flamencos se alimentan en los espejos de agua de la región.

Una historia dorada

En busca del preciado metal, en 1882 un grupo de chilenos se asentó en el lugar conocido en ese entonces como Cañada del Durazno. En 1910 cambia de nombre a Andacollo en honor a la localidad chilena de donde provenían los primeros pobladores conocidos como pirquineros (buscadores de oro).

Hoy la localidad tiene alrededor de 4.500 habitantes (según proyección Censo 2001) y se constituye el segundo poblado más importante de la región, luego de Chos Malal.

La minería, ya no constituye la principal actividad económica: la ganadería, la forestación, el turismo y en menor medida la agricultura se distribuyen el eje productivo de la comunidad.

Vista hacia la localidad

Dentro de la ganadería se destaca la cría del chivito del norte neuquino, producto que ha adquirido la Denominación de Origen (D.O.). La trashumancia es el método de crianza ancestral del chivo, que consiste en el traslado del ganado hacia áreas de pasturas durante el período estival. En la tradicional “Fiesta del Veranador” que se celebra en el mes de enero, se le rinde un merecido homenaje a los crianceros que dedican gran parte de su vida a esta actividad.

Un bien más preciado que el oro: el pueblo y su cultura

Su gente siempre se caracterizó por la sencillez, la amabilidad y su compromiso con el trabajo: muchos se dedicaron a la crianza de animales, otros a la minería. Dos actividades que requerían mucho esfuerzo y sacrificio. El arreo de los animales hacia las veranadas constituye una actividad vigente y que despierta el interés de los visitantes en participar de esta apasionante actividad y colaborar en las tareas que implica la misma.

Transhumancia: típica postal de arreos hacia la veranada

En el pueblo se pueden visitar algunos sitios o edificios, que atestiguan el paso del tiempo y cuentan la historia de la localidad: el Museo Municipal alberga gran parte de la historia del pueblo, donde pueden apreciarse diversos elementos que utilizaban los primeros pobladores. También se puede visitar la capilla Nuestra Señora del Rosario de Andacollo construida en adobe y canto rodado y el Anfiteatro: un antiguo dique de contención de agua y que hoy es un espacio recreativo de la comunidad.

El Anfiteatro

Camino a Huinganco, a orillas del río Neuquén se localiza el histórico bar “El minero”, cuya vieja construcción de adobe que funcionó más de medio siglo, próxima a restaurarse. Este lugar alberga muchas de las historias de los primeros pobladores asociadas a la búsqueda y extracción del preciado metal: anécdotas que contienen alegrías, sorpresas, misterios y tristezas.

Para tener una vista de esta bella localidad se puede acceder al mirador “De la repetidora” y del Cerro La cruz.

Una comunidad apoyada en su fe y sus creencias: San Roque, San Antonio de Padua, San Juan, San Ramón, así como la virgen de Lourdes y Del Carmen tienen su festividad en Andacollo entre los meses de junio y agosto.

Bar Minero

El Boliche “El Minero”, era un bar estrechamente vinculado a la actividad minera, una antigua construcción de los años ’60, en adobe, piedra y techo de cartón, estratégicamente ubicado sobre la RP Nº 39, con una excelente visual del río Neuquén. El mismo funcionó hasta finales del año 1990, era de propiedad privada y luego se transfirió al Municipio con la condición de desarrollar este espacio como museo. Es uno de los principales atractivos de Andacollo y forma parte del Patrimonio Cultural Municipal.

Boliche “El Minero”

Con el transcurrir de tiempo el edificio se deterioró, especialmente el techo provocando que el riguroso clima acelere la mala condición de las paredes y estructura. Desde el Municipio, y con la intención de conservar este espacio, se cercó el frente del predio y todas las botellas que aun permanecían allí se trasladaron al museo de la localidad para su resguardo hasta el inicio de las mejoras en la construcción.

Desde el 2013 se comenzaron en conjunto con el Municipio las tareas para su restauración, la cual fue financiada por el Ministerio de Turismo de la Nación y ejecutada por el Municipio y esta Subsecretaría. Las tareas se finalizaron en mayo de 2014, quedando a partir de alli en condiciones para recibir al visitante. El Boliche El Minero cuenta con cartelería interpretativa de la vida social del momento y la importancia de este edificio dentro del patrimonio local, asientos de descanso, iluminación y todas las tareas de acondicionamiento se realizaron respetando la construcción original.

Los horarios de visita al mismo son de Lunes a Viernes de 8 a 12 y de 16 a 19 Sábados y Domingos de 9 a 11.

Una localidad con servicios para el visitante

El visitante que llega a la localidad tiene lo indispensable para una estadía confortable: alojamiento como hosterías y cabañas, servicios de gastronomía, casas de artículos regionales, transporte público, cajero automático, abastecimiento de combustible y Oficina de Informes Turísticos.

Andacollo: Un pueblo rodeado del típico paisaje del norte neuquino, brinda al visitante una amplia variedad de opciones que combinan historia, cultura y actividades en contacto con la naturaleza.