Notas Destacadas

El encanto de la primavera en el Alto Valle neuquino

25 Septiembre, 2015

Las chacras del Alto Valle de la Provincia del Neuquén ya lucen a pleno la floración típica de la época; aromas deliciosos y variedad de colores cálidos inundan el paisaje de la región. Un espectáculo maravilloso se convierte en un pretexto ideal para visitar y recorrer el monte frutal, observar aves y degustar exquisitos manjares elaborados artesanalmente.

Las denominadas chacras del Alto Valle son características de la región del Comahue: un complejo sistema de riego permitió a lo largo de los años la producción de manzanas y peras, junto a las frutas de carozo y pepita en todas sus variedades. Un auténtico abanico de maravillosos sabores, aromas y colores que estación tras estación no deja de asombrar.

Largas cortinas de añejos álamos que de a poco van abriendo sus flores y colmándose de hojas, sauces que retoñan un llamativo verde claro, rodean canales de riego de todos los tamaños colmados de agua fresca de los dos ríos más importantes de nuestra Provincia: el Limay y el Neuquén. El espectáculo alcanza su mayor esplendor cuando las flores de los frutales comienzan a abrirse: las primeras suelen ser las de los duraznos, damascos y cerezos, luego siguen los ciruelos, perales y manzanos y por último las frutas finas. “Caminar entre las líneas de frutales es como caminar entre las nubes, es una sensación muy especial. La fragancia que en horas de la tarde se intensifica… es algo extraordinario realmente” comenta Nancy Sastre propietaria del establecimiento agroturístico Los Chalets en la localidad de Centenario.

Disfrutar de estos espacios permite tomar contacto con un paisaje tradicional de la zona y con las actividades propias de los chacareros: un mundo colmado de tradiciones e historias vinculadas con la inmigración.

Las localidades de Centenario y Plottier conforman históricamente dos de los principales exponentes de la producción frutihortícola de la Provincia. Allí existen algunos establecimientos que ofrecen a los visitantes vivir una experiencia al aire libre en contacto con la agricultura local, a través de caminatas en el monte frutal, labores de huerta y granja, degustación de exquisitos platos, y la realización de diferentes actividades recreativas en un entorno natural típico de las chacras del Alto Valle.

Este tradicional paisaje rural alberga cientos de especies de aves como cacholotes, loicas, pájaros carpinteros, teros, zorzales, horneros, gavilanes planeadores, mixtos y cenicientos, entre otras. También junqueros, tachuríes, suiriríes reales, garzas blancas y brujas, garcitas y gallinetas que conviven en los canales de riego y proximidades. Más cerca de los ambientes húmedos que rodean los ríos se pueden observan teros reales, patos barcinos, maiceros y overos y playeritos o pitotoys que están de paso por la región. Una apasionante actividad que por ésta época comienza a manifestarse a pleno.

garza blanca en vuelo

La primavera da vida al paisaje de las chacras valletanas, un verdadero espectáculo para disfrutar en familia. Una excelente manera de hacerlo es visitando los establecimientos agroturísticos de la región: una actividad recreativa que permite conocer el mundo maravilloso tras la actividad rural neuquina. Además se constituye una excelente oportunidad para desconectarnos de la rutina y del paisaje de la ciudad.

La gastronomía regional se basa en alimentos elaborados en forma artesanal con insumos que se cosechan en las chacras mismas. Exquisiteces como el struddel de manzana, el stroisen de ciruela o de mora black berry con salsas de chocolate, o cheescake con salsa de frutos rojos acompañados de diferentes variedades de té en hebras. También deliciosas tortas de pera, ricota y manzana, licuados de frutas de frambuesa, frutillas o arándanos que pueden acompañarse de panes caseros y mermeladas o dulces de todo tipo.

Para el almuerzo la variedad de embutidos, quesos y jamones caseros, así como especialidades de carne rojas cocinadas al asador o la parrilla son una tentación para cualquiera.

La floración de frutales ya se hizo presente en el Alto Valle; una verdadera fiesta para los sentidos originada a partir de una convergencia perfecta de aromas y colores de las flores, los diferentes sonidos de las aves, y sabores autóctonos que deleitan todos los paladares.

Para aquellos que deseen conocer estos lugares, los establecimientos agroturísticos habilitados para visitas son:

  • Neucent, Calle Nº 1 Lote 149, tel. (0299) 4890155
  • La Casa del Flaco”, Calle Nº 5. Lote 65, tel. (0299) 4890016
  • Los Nonos, Calle Nº 4 Lote 101, tel. (0299)  4894856
  • La Pradera, Calle Nº 8 y María Celina Sichero, Lote 190, tel. (0299) 4890036, www.facebook.com/La-Pradera-Agroturismo
  • Los Chalets, Calle Nº 5 Lote 74. tel. (0299) 4891281, Web: www.casadeteloschalets.com.ar.
  • Casa de Sabores Los García. Ruta 22, km 1240, Plottier, tel. (0299) 4937131 www.facebook.com/establecimiento.losgarcia
  • Las Araucarias. Ruta Nacional Nº22, km 1233. Tel (0299) 4933277 / 154057165.