Prensa Turística

El CEAN abordará la problemática del puma

22 Febrero, 2010

El Centro de Ecología Aplicada del Neuquén, dependiente de la Subsecretaría de Turismo de la Provincia, informó que tras realizar diversas acciones se elaboró el proyecto denominado “Desarrollo, aplicación y monitoreo de estrategias preventivas y de control de predación de ganado menor en la Provincia del Neuquén”, el cual será ejecutado a partir del corriente año.

Según lo informado por Pablo Hualde y Martín Monteverde, del mencionado organismo, “este proyecto tiene por objetivo aplicar y evaluar estrategias de control y prevención que permitan reducir el daño por predación en la ganadería menor, contempla la realización de estudios ecológicos de los predadores y presas e involucramiento a los grupos de productores y sus organizaciones; abordando el problema desde una perspectiva interinstitucional”.

Agregaron que dicho programa comprende actividades de capacitación y difusión a los pobladores rurales y a los diferentes actores que estén en contacto directo con el conflicto, la aplicación de estrategias y técnicas para la remoción selectiva de los “predadores problema” y la aplicación y evaluación de métodos preventivos, entre ellos el mejoramiento de corrales para incrementar la protección del ganado durante la noche.

El puma (Puma concolor) es el carnívoro nativo de mayor tamaño de la región patagónica y como tal cumple funciones ecológicas importantes como predador. En los últimos diez o quince años se empezó a percibir en gran parte de la provincia del Neuquén un aumento de la densidad de estos felinos y la reaparición de la especie en sectores de los que había desaparecido hace varias décadas, especialmente hacia el este, causando conflictos crecientes con la producción ganadera y una gran cantidad de bajas en el ganado menor, principalmente con las majadas ovinas y caprinas, afectando seriamente las pequeñas economías rurales.

A entender de los técnicos de CEAN, “este aumento de pumas puede haber estado influido por la declinación de la población humana rural y la declinación del mercado lanero en los años ‘80, que produjo cambios en el manejo ganadero y la casi erradicación de las ovejas de los campos del sur de Neuquén, con lo cual se redujo el nivel de persecución que sufría este felino hasta entonces”.

Un informe elaborado por Monteverde y Hualde explicó que algo similar a lo ocurrido con el puma ha sucedido también con los zorros colorado y gris (Lycalopex culpaeus y Lycalopex griseus) “cuyas densidades han estado en aumento desde el inicio de los monitoreos en 1989, posiblemente debido a la disminución de la presión de caza por reducción de la demanda de pieles”. Reconocieron que “estos cambios han producido un fuerte impacto sobre la ganadería menor durante los últimos años generando graves perjuicios a los crianceros y una creciente demanda de soluciones al estado provincial”.

Ante esta situación, la provincia del Neuquén realizó a través del CEAN estudios que incluían la estimación de la densidad relativa de zorros desde 1989, con el objeto de monitorear su tendencia poblacional a lo largo del tiempo, relacionándolo con la presión de caza existente y la percepción de daño de los productores. En el caso del puma no existen estudios de mediano a largo plazo sobre su ecología en Patagonia noroeste; el estudio de las tendencias poblacionales del puma requiere de extensos trabajos en terreno, debido a que sus hábitos nocturnos y la baja densidad poblacional hacen sumamente difícil la observación.

Desde el año 2008 comenzaron a coordinarse acciones tendientes a contrarrestar el creciente daño provocado por los predadores sobre el ganado menor; las primeras actividades estuvieron dirigidas a evaluar in situ la situación mediante charlas y entrevistas y a difundir información entre el personal de los organismos involucrados y entre productores sobre aspectos de la biología de los carnívoros y las distintas alternativas de prevención y control.

Algunas de esas actividades fueron: la visita del Dr. Gerald Brown, del Departamento de Fauna Silvestre de Montana, quien brindó a principios del 2009 una conferencia en la sede de la Sociedad Rural sobre control de pumas, mantuvo un activo intercambio con técnicos de los gobiernos provinciales, de parques nacionales y ONGs y brindó capacitación sobre técnicas de campo. Esta visita estuvo patrocinada por Compañeros de las Américas.

Además se realizaron reuniones con productores en las zonas con mayor tasa de denuncias de daño, en conjunto entre el CEAN, personal de Guardafaunas y de la Subsecretaría de Desarrollo Económico.

Se revisaron los procesos administrativos a fin de agilizar el procedimiento de autorización de caza control; el Cuerpo de Guardafaunas implementó un puesto fijo en un área rural próxima a la localidad de San Patricio del Chañar, con el objeto de verificar con celeridad las denuncias de daño e implementar con eficacia la caza control.

El CEAN colaboró con la Fundación para la Conservación de Vida Silvestre (WCS) en estudios sobre la utilización de perros pastores como alternativa de protección del ganado, desarrollado en el área de Auca Mahuida, y participó de la elaboración de material de divulgación.

Las actividades realizadas permitieron elaborar el proyecto “Desarrollo, aplicación y monitoreo de estrategias preventivas y de control de prelación de ganado menor en la Provincia del Neuquén”, el cual será ejecutado a partir de este año.