Prensa Turística

Inauguraron la temporada estival en los balnearios de la provincia

30 Noviembre, 2009

La Dirección Provincial de Defensa Civil, a través del departamento de Coordinación de Guardavidas, realizó el jueves 26 de noviembre la presentación oficial de la temporada estival en todo el territorio de provincial. La presentación se desarrolló en el balneario municipal de la ciudad de Neuquén.

Más de 150 guardavidas se encargarán de la seguridad en los distintos balnearios habilitados del territorio neuquino.

La presentación tuvo simulacros de rescates en agua y estuvo a cargo del director provincial del organismo, Claudio Domínguez. El objetivo principal es crear el hábito en la población para que utilice sólo los sectores habilitados y con presencia de guardavidas para internarse en las aguas. Sobre todo en éste período donde se manifiestan cambios constantes en el río y en las costas debido al aumento de los caudales provocados por la erogación en las represas Limay arriba.

Este jueves por la mañana, un grupo de guardavidas realizó rescates con elementos (roscas y torpedos) e inmovilización; como así también rescates de personas a quienes se les había dado vuelta su embarcación.

Desde el 1 de diciembre, la mayor actividad estará centrada en la capital provincial, donde unos 121 guardavidas estarán a cargo de la seguridad; 69 de ellos lo harán en los balnearios municipales de Figueroa, Municipal, Río Grande y Gatica; mientras que los restantes 52 desempeñarán su tareas en clubes y piletas privadas.

En el resto de la provincia, la apertura del operativo está prevista para el 15 de diciembre. En Villa La Angostura se habilitarán las playas: Bahía Brava, Bahía Mansa, Puerto Manzano y Lago Espejo, con unos 17 guardavidas; mientras que en San Martín de los Andes, se hará lo propio en Lácar Centro, playa Bonita del lago Lolog y Catrite, con ocho guardavidas.

En Plottier estarán presentes cuatro guardavidas y en el balneario municipal de Centenario, otros seis.

Domínguez recordó que “en la anterior temporada -desde el 1 de diciembre del 2008 al 15 de marzo último), se realizaron en la provincia unos 691 rescates y hubo que lamentar la muerte de cuatro personas, las cuales se ahogaron en sectores no habilitados para bañarse (Isla Verde, Balsa Las Perlas, Plottier y Chos Malal)”.

El funcionario explicó además que “la mayoría de los rescates fueron realizados a menores de edad y personas ebrias, principalmente en Navidad y Año Nuevo. Por lo tanto, esperamos en esta temporada una mayor concientización de la gente y que asuma con responsabilidad cuando se traslade a un espejo de agua”.

Principales recomendaciones

Se solicitó concurrir siempre a los balnearios que tengan guardavidas, respetar los carteles que establecen “Fin de Zona Balnearia” y “Prohibido Bañarse” y si se ingresa en embarcación, hacerlo fuera de la zona balnearia y con salvavidas.

En la nómina de recaudos se incluyó la necesidad de informarse sobre la zona balnearia, vigilar siempre a los niños, evitar nadar sin compañía y si se comió en abundancia, esperar al menos dos horas antes de ingresar al agua. También se sugirió evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16, intentar no nadar distancias largas si no se encuentra en buenas condiciones físicas, amen de que la mejor forma de ayudar a un accidentado es dar aviso a los guardavidas y si se estuvo al sol por mucho tiempo, no ingresar al agua en forma abrupta.