Notas Destacadas

Norte extremo, una aventura descubriendo paisajes únicos

16 abril, 2014

Un paisaje místico y privilegiado: altas montañas pintadas de blanco en sus cumbres, de las que bajan arroyos y vertientes que atraviesan caminos poco transitados. Una región prácticamente inhóspita, rodeada de pequeños valles verdes donde se alimentan cientos de chivitos. Llegar hasta allí no es tarea sencilla. Oscar Preves tuvo la oportunidad y el privilegio de alcanzar esta meta y en esta nota nos relata lo vivido en esta emocionante experiencia.

Oscar vive en la ciudad de Quilmes, Buenos Aires, es médico veterinario, tiene 59 años y en su tiempo libre navega en velero. Al igual que sus amigos, ama la aventura y lo apasiona poder conocer lugares únicos y diferentes.

El Norte Neuquino abarca un espectacular espacio montañoso ubicado en el norte de la Provincia del Neuquén, pero muy cerca del límite con Mendoza existe un paisaje único, recóndito y escasamente habitado. Solo se accede a éste, por la Ruta Provincial Nº 53 (), un camino por el cual pocos transitan.*

El maravilloso paisaje de la Ruta Provincial nº 53

Estas condiciones fueron precisamente las que cautivaron la atención de Oscar y sus amigos: “nos atrajo la naturalidad de los caminos, la dificultad para llegar hasta lugares maravillosos como la Laguna La Fea, La Negra y Varvarco Campos. Teníamos excelentes referencias del paisaje del Norte Neuquino, lo que nos motivó aún más.”

Una parada en la hermosa Laguna Fea…

El itinerario implicaba varios días de aventura; “entramos por la localidad de Barrancas y nos dirigimos por la Ruta Provincial Nº 53 hacia Laguna Fea y Varvarco Campos, luego retomamos hacia el sur para Manzano Amargo, Las Ovejas, Varvarco y finalmente Aguas Calientes cerca del Volcán Domuyo.”

Puesteros arreando a sus chivitos hacia la veranada

La Ruta Provincial Nº 53 comienza en la localidad de Barrancas hacia el noroeste bordeando el río homónimo que constituye el límite natural entre la Provincia de Neuquén y Mendoza. La ruta atraviesa cerros que superan los 2000 m.s.n.m. provistos de vegetación achaparrada. Se aprecian algunos poblados como Chidileu, Coyuco, Butaco y Cochico.

Un pequeño valle en Paraje Coyuco

Posteriormente el camino bordea la mítica laguna Cari Lauquen, en cuyas paredes de las montañas que la rodean, yacen las marcas que atestiguan el antiguo embalse natural que hace exactamente 100 años cedió, arrastrando todo lo que encontraba a su paso.

Lo que antes era el embalse natural de la laguna Cari Lauquen hoy es un valle verde

A medida que se acerca al extremo norte la población disminuye notablemente, solo se observan algunos puesteros con sus chivitos en las veranadas.
En ese extremo se vislumbran las lagunas Negra, Fea y Varvarco Campos.

La gran Laguna Varvarco Campos

Esta última es la más extensa de las tres y se la conoce como un ambiente de pesca privilegiado para muchos pescadores al igual que la laguna Varvarco Tapia localizada 8 km. más al sur.

Montañas altas, que parecen hundirse en la tierra…

La aventura implicó pasar por la hermosa localidad de Manzano Amargo y posteriormente por las termas de Aguas Calientes cerca del Volcán Domuyo. Un lugar que despertó la admiración del grupo por la vista panorámica que pudieron apreciar desde allí. Oscar afirma que allí fueron tratados muy bien, les ofrecieron el servicio gratuito de parrillas, baños y estacionamiento. Una gentileza que Oscar agradece con ímpetu.

Un cielo mágico al fogón acordándonos de lo vivido en el día.

Oscar recomienda para aquel que quiera conocer esta región: “un buen mapa de la zona, un GPS, la ayuda de informantes locales para no perderse de conocer nada, y un buen vehículo con doble tracción que cuente con un tanque de combustible grande, porque realmente no dan ganas de dar la vuelta allí nomas!”

Río Varvarco, ya camino a Pichi Neuquén.

Finalmente reflexiona y afirma; “el paisaje de esta zona es totalmente virgen porque decir que es solamente natural no alcanza… La sensación que me quedó ante tanta inmensidad es haber estado en la casa de Dios y lo que mas me atrapó es haber disfrutado de un lugar tan extraordinario que solo se asemeja a la sensación de cuando navego en velero muy lejos de la costa… les puedo asegurar que se siente el murmullo de Dios hablándote al oído y diciendo: “viste que lindo hice este paisaje para vos… sabelo apreciar…”.

Gracias Oscar por compartir con nosotros tu aventura!
www.facebook.com/ogpreves

* Consultar el estado del camino a la Dirección Provincial de Vialidad 081003337882
** Todas las fotos fueron suministradas por Osca Preves