Prensa Turística

Villa La Angostura resurgió con el K42

15 Noviembre, 2011

El 12 de noviembre de 2011 quedará en la historia de Villa La Angostura como el día de su resurgimiento. Al menos esa es la sensación que dejó en residentes y visitantes la realización de la novena edición del Salomon K 42 Final Adventure, la maratón de montaña que atrajo a más de 1.600 competidores a la localidad y se desarrolló en un entorno especial, con signos de la erupción de un volcán pero también con la renovada fuerza de la gente que eligió vivir en esa paradisíaca aldea neuquina.

Desde el gobierno de la Provincia del Neuquén se apostó a la realización de esta prueba por múltiples razones. Una de ellas es el impacto que genera a nivel local el arribo de tanta cantidad de competidores y sus acompañantes. Otra, es la cobertura mediática que tiene habitualmente por ser la final de una serie mundial de maratones de estas características. Por eso, desde diversos organismos se redoblaron los esfuerzos para procurar que los senderos por donde correrían los participantes estuvieran en condiciones como de hecho ocurrió y también se trabajó en la ciudad, para que mostrara su mejor postal a quienes finalmente eligieron visitarla.

Desde NeuquénTur, la empresa de promoción turística del Estado provincial, se ponderó los trabajos efectuados por las cuadrillas que conforman la Unidad Ejecutora tanto como el acompañamiento brindado por el Consejo Federal de Inversiones y el Banco de la Provincia del Neuquén, entre otros. Además, se mencionó especialmente a la organización del K-42 que se abocó a trabajar para la realización de la prueba desde el inicio del fenómeno eruptivo en el complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle (en junio pasado) con la convicción de que Villa La Angostura estaría lista en noviembre para recibir a los corredores y demostrar de esa forma que puede ser visitada.

El presidente de NeuquénTur, Sebastián Caldart, explicó que “el K-42 generó más de 3.500 visitantes en Villa La Angostura y un movimiento económico superior a 4 millones de pesos, haciendo un cálculo conservador”. Sin embargo, destacó especialmente lo que generó en la gente. “Si tenemos en cuenta que participaron alrededor de 1.600 atletas de más de 20 nacionalidades diferentes y hubo familias enteras que se sumaron a la instancia de 15 kilómetros, llevando incluso a los chicos, es porque se puede visitar este destino, hay conectividad para llegar y están dadas las medidas de seguridad para disfrutar de la estadía”, afirmó Caldart quien viajó a la localidad al igual que varios funcionarios del gobierno de la Provincia, incluyendo al gobernador Jorge Sapag que participó en la prueba como lo hace año tras año.

Desde la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Villa La Angostura se informó que la ocupación estuvo entre el 80 y 85 por ciento de los establecimientos que están abiertos en este momento. Nylda Fernández, integrante de la comisión directiva, calificó la carrera como “sumamente emotiva, esperanzadora y reconfortante”. Lo atribuyó a que “la gente vio que hay lugar para recibir, para pasarla muy bien, que todas las excursiones se pueden hacer y los servicios funcionan normalmente, con el plus de que esto es algo histórico: no hay otra carrera realizada sobre material volcánico caído hace 5 meses”.

El secretario de Turismo de la municipalidad, Juan José Fioranelli, calificó lo ocurrido con el K-42 como “espectacular”. Afirmó que superó las expectativas porque dijo “teníamos la duda de cómo iba a reaccionar el público tanto en la afluencia como en la permanencia en el destino. En función de la cantidad de gente que vino, el número de inscriptos, los valores que se registraron en materia de ocupación y la forma en que lo vivió la gente, queda claro que el evento fue una muestra de que Villa La Angostura puede seguir desarrollando este tipo de propuestas y recibir turistas. Funcionó todo muy bien. Estamos muy conformes no solo desde el municipio si no desde el ENVIATUR (ente que agrupa a los sectores público y privado) porque vimos que el trabajo conjunto rindió sus frutos”.

En carrera

Todo el pueblo se volcó el pasado sábado a la plaza de Los Pioneros para alentar y acompañar a los miles de corredores en su pre-calentamiento. La largada del K-42, fue la excusa perfecta para que los residentes de Villa La Angostura salieran a la calle a disfrutar de la jornada que habían esperado desde el episodio del 4 de junio en el complejo Puyehue-Cordón Caulle.

A las 10 horas se produjo la largada. Puntualmente partieron los competidores en busca de la victoria. Para algunos fue un trayecto de 15 kilómetros. Para otros, el gran desafío de 42 kilómetros. La naturaleza impuso su presencia y con un tímido sol, se puso en marcha la 9ª Edición del legendario K-42 de Villa La Angostura.

A las 11:30 horas, el objetivo 15 K mostró a los ganadores: Franco Paredes de Cipolletti y Agustín Tamargo de Neuquén se quedaron con los primeros puestos. La primera de las damas Micaela Marquesini, de la capital provincial.

Mientras tanto, los desafiantes de los 42K demostraban su grandeza devorando kilómetro tras kilómetro un escenario completamente nuevo, en el que la arena volcánica aportaba dureza al recorrido pero también hacía de ésta una maratón inédita a nivel mundial pues ninguna otra carrera de la serie se disputó sobre el material depositado por una erupción tan reciente.

El primer puesto fue para el mendocino Cristian Mohamed, seguido por el español Castañer Bernat Tofal y en tercer lugar, el cipoleño Gustavo Reyes. El ganador hizo un tiempo de 3 horas 33 minutos y 57 segundos, mientras que su escolta finalizó los 42 kilómetros en 3 horas 34 minutos 9 segundos. Por su parte Gustavo Reyes no pudo soportar el ritmo de los dos primeros y finalizó la competencia con un registro de 3 horas 44 minutos 19 segundos.

El podio en Damas fue liderado por Marle Flores, de Chile. En segundo lugar se ubicó la argentina Adriana Vargas mientras que la brasilera Rosalia Camargo finalizó tercera.

Tras pasar la meta Mohamed expresó que su objetivo este año fue competir en el K-42 de Villa La Angostura, razón por la que se esforzó en un duro entrenamiento de 5 meses, y finalmente obtuvo sus frutos en una reñida pelea codo a codo por el primer puesto con Bernat Castañet.

Castañet, por su parte, elogió la calidez con la que fue recibido en Argentina. También habló de la vivencia de correr con la adversidad de la situación por la que atravesó Villa La Angostura, de la cual poco se conoce en Europa, y que fue una experiencia positiva en la puesta a prueba individual.

Luego hubo momentos para los aplausos y los premios. Finalmente se concluyó con las palabras de los organizadores, quienes apostaron desde el momento cero a realizar esta competencia y traccionaron para llevar adelante el K-42.