Trekking

Corredor Neuquén Norte

28 septiembre, 2017

Existen gran variedad de circuitos y sendas entre pintorescos valles y montañas, para la práctica de esta actividad. Un atractivo de principal importancia en esta región es la soledad y poca presencia humana, es posible encontrarse con pobladores y/o trashumantes con sus arreos de ganado y disfrutar de un lugar privilegiado donde encontraremos la posibilidad de un medio natural con notables contrastes, la ausencia de grandes arboledas nos ofrece vistas que permiten apreciar la magnitud y exhuberancia de las montañas más altas de la Patagonia.

La mejor época para desarrollar la actividad en esta región, está comprendida entre los meses de noviembre a marzo, en esta temporada el clima ofrece mejores condiciones, en general el nivel de precipitaciones es bajo, no presentándose a menudo lluvias que se prolonguen por más de dos o tres días, un fenómeno que nos dará en cierta medida la marca del lugar es el viento, que en ocasiones alcanza velocidades importantes entorpeciendo por cierto la instalación de campamentos, sin llegar a ser en ningún caso un peligro extremo.
Entre las más conocidas se encuentran:

Chos Malal:

Ofrece recorrer los alrededores de la localidad a través de circuitos de baja y media dificultad como cerro La Virgen, La Tortuga, La Cruz, o de alta como la travesía a Las Vertientes o Cerro colorado. Los senderos permiten obtener además una panorámica maravillosa a lo largo del Valle del río Curi Leuvú.

A.N.P.P. El Tromen:

Dependiendo del tiempo que se disponga se puede realizar un entretenido circuito a través de las lagunas del parque observando variedad de aves como macáes, cisnes de cuello negro, flamencos, pitotoys, etc. y fauna acuática y de transición.

Andacollo:

Valles, montañas y cerros como el Huaraco o Centinela, localizados en los alrededores de la ciudad, pueden ser recorridos a pie a través de senderos de baja y media dificultad. El salto del arroyo Huaraco a 4 km. de la localidad resulta un excelente circuito para practicar trekking.

Huinganco:

El cerro Corona y el mirador San Pedro brindan una panorámica maravillosa de la localidad y su entorno cordillerano. Un trekking de baja a media dificultad (dependiendo desde donde se inicie el ascenso) puede augurar una jornada de aventura. Recorrer los bosques de pinos hasta la laguna Huinganco, constituye también un circuito muy interesante. Una visita al A.N.P.P. Cañada Molina que protege un relicto de cipreses, desde Charra Ruca también resulta una travesía muy atractiva, si bien es un sendero de unos pocos kilómetros la senda es un tanto empinada y hay que estar atento a la señalización. La vista del valle que forma el río Neuquén es única.

Manzano Amargo:

Un sitio imperdible para practicar estas actividades es el Salto del Arroyo La Fragua, con una altura de 40 metros aproximadamente. Sus alrededores están cubiertos por un pequeño bosque de ñires y llao llao donde a través de una caminata se pueden observar decenas de especies de aves. En los cerros que rodean la localidad se encuentran algunos “chenques”: cavernas naturales que los antiguos pobladores utilizaba como refugio. Desde allí la vista panorámica de la localidad y los alrededores es magnífica.

Varvarco e Invernada Vieja:

Camino al área protegida se localiza el paraje La Matancilla, donde se podrán observar Los Bolillos: extraordinarias y caprichosas formaciones rocosas erosionadas por la acción de la naturaleza, con tonos rojizos y amarillos que contrastan con el cajón del río Varvarco donde a través de un trekking sencillo se puede disfrutar de estas magníficas formaciones. De igual manera en el A.N.P.P. Domuyo se pueden recorrer a pie y disfrutar las aguas termales protegidas en el parque. A 10 km. de la localidad se encuentra el parque de arte rupestre Colomichicó, un área arqueológica que contiene más de 600 piedras con gravados prehispánicos. Allí las alternativas dependen de cuanto se quiera caminar, ya que recorrer el total del parque puede demandar muchas horas. Igualmente aquí es recomendable contratar los guías del sitio para hacerlo de manera segura. (Ver listado de guías del Sitio Arqueológico Colomichicó) Los cañadones del río Atreuco y Covunco permiten vivir una experiencia de un trekking interesante admirando las formaciones que se generan en torno a los cursos de agua.

Las Ovejas:

El A.N.P.P. Lagunas Epulauquen, posee innumerables senderos donde es posible practicar trekking y observación de fauna, como el sendero interpretativo “Hayas del Sur”. La observación de aves aquí tiene un condimento especial, pues allí se puede apreciar un ave que en nuestro país solo vive aquí (endémica), el Huet huet castaño.